Imelda Robles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Luego de publicarse ayer que casi 200 mujeres con cáncer de mama se quedaron sin tratamiento desde hace meses tras desaparecer el Seguro Popular, el Secretario de Salud estatal, Manuel de la O, responsabilizó al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).
Pese a que De la O aseguró en enero pasado que se garantizaría la atención, el funcionario señaló ayer que el Insabi, que sustituyó este año al Seguro Popular, no ha firmado el convenio con el Hospital Universitario (HU) ni ha destinado recursos.
Las mujeres eran atendidas en el Hospital San José pero, con la llegada del nuevo Instituto, el servicio se les canceló entre mayo y junio, y las trasladaron al HU.
Las afectadas afirmaron que ya van nueve mujeres fallecidas desde mayo.
Ayer, De la O sostuvo que el Hospital requiere 250 millones de pesos al año para costear el tratamiento de este grupo de pacientes, lo que debe ser cubierto por el Insabi porque “es una responsabilidad federal que ya existía”.
“Me dicen (en el Insabi): ‘Pues sí, ya lo vamos a firmar, ya nada más falta la firma'”, dijo el Secretario, “pero no se ha concluido nada de la firma de ese convenio”.
Este miércoles, indicó, vendrá a Monterrey el director del Instituto, Juan Ferrer, y se buscará resolver esta situación.
“Todo empezó con la desaparición del Seguro Popular”, dijo De la O.
“El Insabi no quiere que se atiendan en el Hospital San José”, explicó. “El Hospital Universitario está pendiente de la firma de este convenio”.
El Secretario aseguró que ha apoyado a las mujeres con medicamentos de anticuerpos monoclonales y trastuzumab.
Añadió que si el Insabi no lo resuelve, el “plan b” sería destinar la recaudación de impuestos a casinos para los tratamientos.
El 4 de septiembre, el Gobernador Jaime Rodríguez prometió destinar ese monto a los niños con cáncer que sufren el desabasto de medicamentos.
Las mujeres han llevado su exigencia a los tribunales, logrando amparos, pero ni así ha habido solución de las autoridades.
A pesar de las advertencias de especialistas sobre el proceso de desaparición del Seguro Popular, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo eliminó porque dijo “que no es seguro ni es popular” y garantizó la cobertura por el Insabi, cuya operación ha estado llena de críticas.