Culpables de amor

Juan Carlos García
Agencia Reforma

CDMX. -Después de una amistad de décadas donde han compartido centenares de ideas, María José y Ana Bárbara se animaron por fin a grabar una canción, «Mi Rey, Mi Santo», en la que asumen su culpa en una relación y le dan el adiós definitivo al galán que les vio la cara.
«Hay gente que se tarda mucho en aceptar que uno la regó. Es muy fácil echar culpas, hay que reconocer que aquí la mensa fue una, la que regó fue una. Está padre para que sirva también de terapia. La musicoterapia es básica en la vida de un ser humano», opinó la ex Kabah sobre la pieza producida por Junior Cabral.
La intérprete de «Bandido» destacó el poder que tienen las mujeres para elegir su propia narrativa al cantar, la cual queda explícita en el tema, que llega a streaming a partir de este jueves tras haber sido estrenado en el Billboard Mujeres Latinas en la Música 2024
«Poder gritarlo, desahogarlo, es un gran paso. Es el tema de digerir y canalizarlo es muy poderoso y muy fuerte, es una catarsis total y social, también. Hablar y cantar lo que sentimos», dijo la cantante potosina.
«La Josa», quien tiene más de 3 millones y medio de oyentes en Spotify, y Ana Bárbara, quien presume más de 5 millones, externaron su deseo de que esta pieza se convierta en un himno para sus fans.
Durante la conversación, resaltaron la importancia de trabajar en la salud mental y de aceptar la culpa propia en una relación, a raíz de la temática de «Mi Rey, Mi Santo».
Hay, recordaron, toda una generación de mujeres a las que no se les habló de amor propio y se les inculcaron, invariablemente, la dependencia masculina.
«Estamos hiper a favor de la salud mental desde pequeños. A nosotros no nos tocó desde chiquitos, pero a nuestros hijos sí, bendito sea Dios. Las primeras somos las mujeres ¿no?, las mamás, la familia, las abuelas.
«Estos patrones de conducta nos fueron heredados, nos fueron enseñados de cierta forma. Ahorita hay que romper muchas cosas, muchas tabúes», destacó María José.