Jorge Ricardo
Agencia Reforma

OAXACA, Oaxaca .-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la decisión tomada en Culiacán marca una diferencia en el País.

«Ayer hubo un evento complicado en Sinaloa y se tomó una decisión que marca la diferencia, había una orden de detención de un presunto delincuente famoso pero hubo una reacción de esta banda y se armaron y se estaba poniendo en riesgo la vida de mucha gente, tanto de los mismos delincuentes como de soldados, policías, de servidores públicos y de gente civil», aseguró López Obrador.

Recalcó que se tomó la decisión de no continuar con la acción de detención de Ovidio Guzmán, hijo del Chapo.

«Iba a ser una decisión muy difícil y se tomó la decisión de no continuar con la acción de detención de esta persona y hoy en la mañana lo dije: vale más la vida de los seres humanos que la detención de un presunto delincuente, la paz, no a las masacres, no se puede enfrentar violencia con violencia», indicó.

En Tlaxiaco, López Obrador recordó que lo más importante de su Gobierno es la paz, tranquilidad y justicia.

«Nos van a criticar nuestros adversarios, no importa, no somos iguales, nosotros vamos al cambio por el camino de la concordia. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, el mal se enfrenta con el bien, no se puede enfrentar mal con el mal, esto es distinto, ya no vamos a masacrar al pueblo, no vamos a utilizar al Ejército para reprimir al pueblo de México», dijo.

En el cierre de su gira por 80 hospitales del IMSS Bienestar, el Presidente aseguró que valora la diversidad cultural de Oaxaca.

«Los estudiosos que no estudian los pueblos de Oaxaca no saben nada, se lo pierden, porque como Oaxaca no hay dos», indicó.