Para prevenir posibles afectaciones a la piel que pudieran incluso causar una dermatitis por el uso constante de cubrebocas así como de gel antibacterial con base en alcohol, dermatólogos de la UAA emitieron algunas recomendaciones que deberán de emplearse durante el periodo de pandemia causada por el coronavirus.
El doctor Javier Arce Martínez, maestro de asignatura del Centro de Ciencias de Salud (CCS) de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, detalló que si bien es importante utilizar de manera constante el cubrebocas y gel antibacterial para reducir riesgos de posibles contagios por COVID-19. Es importante hidratar la piel de las manos tras cada lavado o vaselina esterilizada, así como evitar usar jabones o detergentes alcalinos en este procedimiento, pues eso ayudará a prevenir la dermatitis de manos o evitar que evolucione.
Por otra parte, destacó que se tiene evidencia que el uso por tiempo prolongado de cubrebocas tipo N95 por parte de personal de salud, afecta la piel ya sea con resequedades por su constante roce o bien, incrementa la posibilidad de tapar los poros y por ende causar algún problema tipo acné o irritativo. Ante estos casos, la principal recomendación es el uso de cremas ligeras y evitar el uso de maquillaje. Sugirió que para las personas que no necesitan usar una mascarilla especial como la mencionada anteriormente, lo ideal es que se utilice algodón como tela para el contacto directo con el rostro.
Arce Martínez, aprovechó la ocasión para comentar que, si bien existen estudios en países europeos como España e Italia que demuestran que cerca del 5 al 20% de pacientes con COVID-19 manifiestan reacciones en la piel, éstas no deben considerarse como un síntoma determinante de haber contraído el virus, ya que suelen manifestarse varios días después de detectar la enfermedad y aparecen de forma similar a otras enfermedades de la piel, como sabañones, urticaria, vesículas parecidas a la varicela o erupciones.
“Es importante destacar que la alimentación sana, hidratación constante, protección de rayos UV y limpieza diaria del rostro de acuerdo con el tipo de piel, ayudan a crear una mayor resistencia a tener afectaciones por estas medidas”, indicó.