Diana Hernandez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El aislamiento social y el temor a contagiarse pueden tener efectos emocionales adversos; reconócelos y atiéndelos con esta guía.

Ante el actual escenario por la emergencia sanitaria del Covid-19, en México y en el resto del mundo es común que la población comience a manifestar alteraciones del tipo emocional relacionadas con la preocupación de contagio, la aplicación de medidas preventivas y la saturación de información sobre el nuevo Coronavirus y la enfermedad. Te compartimos recomendaciones para atender tu salud mental y la de tus seres queridos, así como teléfonos de apoyo donde puedes hablar con un orientador.

El proceso

La escritora y conferencista española Pilar Jericó compartió recientemente en un artículo del periódico El País las etapas y las emociones que la población puede enfrentar en sucesos como esta pandemia que inició en una provincia de China y que ha dejado más de un millón de personas contagiadas alrededor del mundo.

La Llamada. Tener conocimiento sobre la existencia del virus.

Negación. Fase habitual en los cambios no deseados. En este caso, se basa principalmente en que las personas consideran una serie de excusas como la distancia con China, lugar de origen, o que se trata de una simple gripe. Regularmente viene acompañada de ira o rabia.

Rabia y miedo. Con la pregunta constante de ¿qué nos va a pasar?, se distingue por el temor que deriva en la histeria colectiva. Destaca por la preocupación excesiva, enojo y frustración.

Aceptación. Se da cuando se pasa de la rabia a la tristeza ante noticias como las cifras de víctimas y contagios. Se le conoce también como “travesía en el desierto”, bajo la idea de que se tiene que ver con un enfoque positivo bajo la idea de que también los desiertos se abandonan.

Nuevos hábitos y confianza. Inicia una vez que la es aceptada la realidad que se enfrenta y se empieza a normalizarla. Se tiene disposición a ayudar a otros desde la serenidad y nos abrimos al aprendizaje.

Fin de la aventura. Llega después de que es superada la crisis sanitaria en su totalidad. Se tiene consciencia del aprendizaje que deja el episodio teniendo en cuenta la pérdidas y los nuevos problemas que se puedan enfrentar.

Aunque las fases anteriormente descritas no son lineales, sí son progresivas, es decir, hay momentos en los que se puede regresar de una a otra, pero sin sentir culpa y siendo sincero con uno mismo para poder evolucionar en el proceso.

Apoyo profesional
Ante dicho proceso emocional durante la contingencia sanitaria, la organización Confianza e Impulso Ciudadano AC recomienda tomar en cuenta la implementación de Primeros Auxilios Psicológicos (PAP).

Mitigación
Asimismo, la asociación civil clasifica en tres categorías las reacciones que se pueden tener ante la contingencia sanitaria y presenta una serie de acciones de apoyo (AA) para contrarrestar sus efectos.

Físicas
Afectaciones en el apetito, modificación de los horarios de descanso, fatiga, hiperventilación y el empeoramiento de condiciones crónicas como diabetes o hipertensión.

lmplementar junto con los demás integrantes del hogar una rutina de bienestar en la que se incluyan horarios para levantarse, higiene personal, comidas, tareas escolares, laborales, domésticas y de recreación, especialmente si se cuenta con niños en casa.

Cognitivas
Confusión, sueños o pesadillas recurrentes, preocupación por la contingencia, ideas catastrofistas, falta de concentración y pasividad.

Designar un momento específico del día para informarse y mantenerse actualizado por vías oficiales del estado de la pandemia en el lugar de residencia; difundir un mensaje de calma entre los integrantes de la familia; recordar cómo se ha superado episodios similares (como el de la influenza A H1N1) y llevar un control de los insumos y productos del hogar para evitar compras de pánico.

Emocionales
Tristeza, depresión, enojo, irritabilidad, miedo, ansiedad, desesperación, cambios impredecibles de humor, impulsividad, distanciamiento emocional y dependencia.

Ejercicios de respiración lenta en un lugar tranquilo y cómodo; relajación muscular progresiva con ejercicios de tensión y relajación; actividades placenteras como las relacionadas con las artes, juegos de mesa y películas.

Contacto

En caso de necesitarlo, Confianza e Impulso Ciudadano AC pone a disposición el teléfono 551-185-7555 y el contacto vía WhatsApp en la línea 552-323-0303 para recibir ayuda por parte de profesionales en el tema.