La aplicación de mensajería WhatsApp ha sido invadida por mensajes sospechosos y compartidos con la presunta intención de robar datos de los usuarios, por lo que el exhorto a la población es que al detectar mensajes de dudosa procedencia, evite abrirlos y menos aún, ingresar datos personales.
El secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, dio a conocer que la Policía Cibernética ha atendido varios reportes ciudadanos, que han referido la presencia de tarjetas virtuales de felicitación con imágenes y frases relacionadas con la temporada navideña, mismos que son enviados a través de enlaces y cadenas.
Además de los reportes ciudadanos, miembros de la Policía Cibernética de Aguascalientes han hecho ciberpatrullajes, detectando mensajes de esa naturaleza, que ponen en riesgo los datos de usuarios de la mencionada aplicación de mensajería que pudieran atender la solicitud de información personal.
Explicó que en la parte inferior de la tarjeta virtual que se ha enviado vía WhatsApp, al menos lo que se ha detectado, aparece un apartado en el que solicita al usuario que ingrese su nombre y otros datos, supuestamente con el propósito de compartir la tarjeta al resto de los contactos, haciendo llegar una felicitación con su nombre.
Pero se debe tener cuidado, insistió, toda vez que la finalidad de esos mensajes es robar los datos de los usuarios, generando afectaciones en su patrimonio, por lo que exhortó a la población a evitar atender la solicitud y no ser víctimas de este delito.
De la misma manera, destacó que la Policía Cibernética detectó fraudes y robo de información a través de juegos en línea, en los que piden al usuario contestar una encuesta que dará recompensas, puntos y diamantes para avanzar en el juego virtual; se pide que el usuario ingrese sus datos personales, incluyendo los bancarios y así los ciberdelincuentes sustraen dinero de sus cuentas de banco.
Por esta causa, la insistencia para que la población evite las cadenas de mensajería instantánea en la que les piden abrir enlaces, así como no abrir y eliminar cualquier correo electrónico que proceda de direcciones sospechosas, y en caso de tener alguna duda, llamar al 449-910-2055 extensión 6605 de la Policía Cibernética.