Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) llamó al público en general para que antes de ahorrar, invertir o solicitar financiamiento en alguna fintech de crowdfunding, revisen y corroboren la autorización de la plataforma para que no caigan en fraudes, estafas o sean víctimas de esquemas de financiamientos ilegales.
Las Instituciones de Financiamiento Colectivo, también conocidas como fintechs de crowdfunding, son aquellas que a través de una plataforma tecnológica ponen en contacto a clientes inversionistas con clientes solicitantes de recursos.
Hasta ahora, 11 Instituciones de Financiamiento Colectivo que cuentan con autorización, están en operación y forman parte del sistema financiero en México: Arkangeles, Prestadero, Yo te presto, Crowd up, Fundary, Doopla, Likideo, M2Crowd, Cien Ladrillos, Play Business y Red Girasol.
Estas instituciones financieras están bajo la supervisión de la CNBV, están obligadas a cumplir la normatividad emitida por la autoridad reguladora, lo que les permitirá preservar su estabilidad financiera, así como su sano y correcto funcionamiento.
La CNBV dio una serie de recomendaciones para quienes estén interesados en la obtención de un crédito o préstamo a través de una Institución de Financiamiento Colectivo deben tomar en cuenta varios factores.
Consultar a detalle los términos y condiciones de los servicios y productos que ofrecen estas instituciones financieras; conocer el monto de recursos que se puede solicitar, así como revisar la tasa de interés por el crédito.
Se debe considerar también conocer los plazos para pagar el crédito; informarse sobre las comisiones que cobra; también conocer los requisitos para solicitar el crédito, las formas de pago y las garantías que solicita, entre otros.