Un modo de ganarse la vida es el trabajo que desempeñan personas de la tercera edad, que de manera voluntaria laboran como ayudantes en los estacionamientos de centros comerciales para obtener una moneda, además de tener que lidiar con las actitudes de la gente.
Tal es el caso del señor José García Contreras quien a sus 65 años labora en conocido centro comercial ubicado al norte de la ciudad desde hace siete años; le gusta trabajar para sentirse útil.
Afirma que trabaja de manera voluntaria. “Aquí nos dan permiso de andar voluntariamente sin exigirle una moneda a la gente, nada, si es su voluntad de ellos darnos bueno, sino con el gusto de siempre les ayudamos con lo que podamos”.
García Contreras es pensionado y tiene seis hijos mayores. El dinero no le alcanza para vivir.
Se encarga de recoger y acomodar los carritos de la tienda de autoservicio y de estar al pendiente que no haya un percance. “Tenemos un área asignada cada quien donde todos nos repartimos el trabajo”.
Afirma que de los siete días de la semana, descansan uno además de que en promedio obtiene un ingreso mínimo de 100 pesos por día y cuando hay jornadas mejores llega a ganar hasta 200.
Por su parte la señora Aurora Burgos Rodríguez de 55 años relató a El Heraldo que en el estacionamiento de dicho centro comercial laboran por la mañana siete personas de la tercera edad mientras que por la tarde hay otras diez. “Nos dieron permiso, nos compran una cachucha y una playera para andar uniformados de un mismo color”.
Aurora Burgos tiene ocho años laborando de ayudante en los estacionamientos y de ese trabajo apoya en los gastos de su mamá de 88 años de edad. “Yo soy el sostén de mi mamá pues prácticamente. De aquí tengo que juntar para los taxis cuando la tengo que llevar con un médico y a donde la tenga que trasladar”.
Burgos Rodríguez tiene 55 años de edad vive en el Fraccionamiento Miradores donde renta una casa y se traslada al centro comercial a laborar. En su trabajo afirma que les toca recibir tratos de diferente tipo por parte de la gente. “Hay de todo, gente consciente y otros que lo ignoran a uno, hay quienes incluso lo hacen a uno sentir mal y a esos les mandamos bendiciones”.

¡Participa con tu opinión!