Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La mitad de las camas reconvertidas para la atención de los pacientes Covid-19 son de mala calidad, consideró José Elizalde, jefe de Neumología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.
Para el experto, esto tiene que ver por la relación desigual entre el número de camas ampliadas para la atención de pacientes durante la pandemia y el total del personal de la salud que hay.
“Por lo menos la mitad de las camas de expansión y reconversión son de calidad dudosa básicamente porque el personal no alcanza. No hay una relación adecuada entre el número de camas con el del personal de salud”, concluyó.
El experto consideró que se trata de decisiones políticas.
“Dicen: ‘Aquí hay espacio, vamos a poner tanto dinero’; le metes toldos luz y agua y vamos a tener 100 nuevas camas. En una relación de 3 a 1 necesitarían 30 enfermeras por turno y si son cuatro turnos 120 enfermeras. Lo mismo sucede con el otro personal de salud”, explicó.
Consideró que la expansión hospitalaria es un buen intento, pero limitado.
“La improvisación siempre lleva a más errores o pospone otros errores o hace que florezcan y aparezcan otros problemas”, lamentó.