Maggie Urzúa 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco: Con las «navajas afiladas» saltó Xóchitl Gálvez hoy al Palenque de Guadalajara, en un acto donde el mitin en el Zócalo de su adversaria, Claudia Sheinbaum, fue centro del discurso, pues pidió auditar el gasto.

La candidata presidencial del Frente Fuerza y Corazón por México acompañó a Laura Haro, abanderada a la Gubernatura de Jalisco también por PRI, PAN y PRD, en el segundo día de campaña.

Desde la sede de las Fiestas de Octubre, Xóchitl «amargó» la fiesta de su contrincante de Morena, pues exigió una investigación del Instituto Nacional Electoral sobre el arranque de campaña de Sheinbaum y su gasto.

«Ellos tienen millones de pesos. Ojalá el INE empiece a auditar ese evento de ayer. Cientos de camiones desde Baja California hasta Yucatán. En Fresnillo (Zacatecas) les pusieron camiones del Municipio para ir a la Ciudad de México porque, obviamente, la candidata no puede ir a Fresnillo», arremetió.

Y, por si faltara sabor, acentuó la crítica con una referencia al «lapsus» de Sheinbaum durante el mismo evento.

«Este 2 de junio, México va a elegir entre dos caminos, ya lo dijo la propia candidata de Morena: el camino de la corrupción o un México sin miedo. ¿Qué quieren», cuestionó Gálvez al auditorio.

El Palenque, al que estiman capacidad de 6 mil personas, estuvo a mitad de su capacidad. No abrieron la zona de gradas.

Los simpatizantes alcanzaron la cima de la emoción con el remate de Gálvez:  «En mi gobierno no habrá rateros, ni talegones ni pendejos», fue la frase que capturó el aplauso con más decibeles.

Xóchitl volcó sus propuestas de campaña a la seguridad, para la cual plantea duplicar los efectivos de la Guardia Nacional: de 150 mil a 300 mil elementos. También buscaría contribuir desde la Federación a elevar sueldos de policías estatales y municipales.