Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionó el amiguismo y el influyentismo en la designación de cargos públicos y pidió la salida de funcionarios cuando no haya resultados.
De gira por Veracruz, llamó a remover al Fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, de quien criticó que lleva 11 años en el cargo sin que existan resultados en materia de seguridad pública en ese estado gobernado por el PAN.
“Aquí ayudó mucho también el que se haya tomado la decisión por parte del Congreso local de remover al fiscal que había (Jorge Winckler), que es un poco lo que estamos sugiriendo de manera respetuosa a las autoridades de Guanajuato, porque el fiscal en Guanajuato lleva 11 años y está nombrado para 19 años, y miren el resultado”, indicó.
“Entonces, ya no se debe de andar con contemplaciones cuando se trata de la seguridad de la gente. Aquí no debe de prevalecer el amiguismo, el influyentismo, nada de esas lacras de la política, se tiene que remover”.
El Mandatario sostuvo que si no existen resultados se debe registrar un cambio.
“Puede ser muy cercano, compañero de partido, de escuela, pero si no se dan resultados y si está de por medio la vida de la gente, para fuera”, subrayó.
El líder nacional del PAN, Marko Cortés, salió en defensa del fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, y llamó a López Obrador a no repartir culpas.
“Nosotros le pedimos al Presidente que deje de estar echando culpas a otros, que se ponga a trabajar”, aseveró.
“El país está en manos de la delincuencia organizada. Está claro que los abrazos no lograron pacificar al país; al contrario, agravaron las cosas. En muchas regiones los delincuentes tienen tomadas ciudades enteras ante la vergonzosa complacencia del gobierno federal”.