Como inexplicable, calificó el diputado Heder Guzmán Espejel la postura mostrada por el Gobierno Federal ante la presencia del coronavirus en México, que se ha negado a reconocer el riesgo latente de contagio masivo, además de no pronunciarse por la cancelación de la Feria Nacional de San Marcos que aglutina a miles de personas diariamente.

El diputado morenista, integrante de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, aseveró que ser parte de la 4T no le obliga a pensar igual que el presidente de México, menos cuando se trata de una cuestión de salud en la que ya deberían estarse tomando medidas propias para hacer frente a una pandemia.

En entrevista colectiva, aseveró que si bien “compartimos muchas cosas, no podemos poner en riesgo la salud de los aguascalentenses, dado que todos sabemos que ya es una pandemia”.

Hasta donde se tiene conocimiento, comentó, la cancelación de una serie de eventos artísticos y deportivos, así como académicos, se han dado por decisión particular de los organizadores, pero no por mandato de la autoridad federal que es quien debería emitir la disposición, así como se ha hecho en otros países.

Por lo que en cuanto a la Feria Nacional de San Marcos particularmente, insistió que de no haber condiciones inmediatas que garanticen la seguridad en salud de los aguascalentenses y visitantes, sería mejor declarar su cancelación o bien postergarla, no darle más largas al tema.

Es tiempo de tomar cartas en el asunto, insistió, sobre todo porque se tiene ya un caso reportado positivo en Querétaro que es el más cercano y los sospechosos en Aguascalientes van en aumento, por lo que al saber de la pronta propagación del virus, es mejor tomar medidas desde ahora y asumir las medidas sanitarias correspondientes.