Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, consideró ayer que, en la mayoría de los casos, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) no presenta pruebas suficientes y queda en “declaraciones de carácter publicitario”.
En un debate con Edgardo Buscaglia en Aristegui Noticias, el investigador de la Universidad de Columbia señaló que los aseguramientos de activos se redujeron en poco más de 60 por ciento de 2018 al 2019, cuestionando la labor de la FGR en el seguimiento a los casos presentados por la UIF.
“Si Hacienda (la UIF) no funda bien sus proyectos de carácter penal y no presenta las pruebas suficientes, la FGR no tiene capacidad institucional para hacer pesquisas por su cuenta”, dijo Gertz.
“Si estas denuncias no son más que declaraciones de carácter publicitario, evidentemente el que tiene la responsabilidad de desarrollar esas tareas no lo ha cumplido”, mencionó en referencia a Santiago Nieto, titular de la UIF.
El Fiscal dijo que la dependencia a su cargo no puede obtener las pruebas porque las únicas que tienen la capacidad de hacer investigaciones de carácter fiscal son las unidades técnicas de Hacienda.
En el debate, Buscaglia aseguró que en la gestión de Gertz se redujo considerablemente el dinero asegurado al crimen organizado.
“En 2019, lamentablemente nos encontramos con que los indicadores de cantidades de dinero aseguradas por la FGR colapsaron: pasaron de ser 312 millones de pesos en 2018 a 123 millones en 2019”, apuntó.

Sólo dos en prisión
La UIF ha dado a conocer 34 indagatorias en la actual Administración, pero hasta el momento sólo hay dos imputados vinculados a proceso y otros dos en prisión.
La Fiscalía General de la República (FGR) sigue su trámite en 18 casos y en los otros 12 la investigación está a cargo de la UIF.
Sólo hay cuatro órdenes de aprehensión que tuvieron su origen en querellas de la UIF.