Aunque parece haber buena voluntad para vacunar al mayor número de personas posibles, dentro del rango de edad que en esta época obliga, mayores de 60 años, lo que ha predominado es la buena voluntad de atender a quienes lo requieren, pero ha faltado dar tino con la organización, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), Raúl González Alonso.
Y es que, pareciera que impera la improvisación, pues primero hacían falta vacunas y ahora resulta que hasta ha habido sobrantes, por letra del alfabeto con que inician los apellidos, de ahí que se ha invitado a sumarse a los que inicialmente no serían parte del operativo.
GOLPE DE TIMÓN. Esto lo que ha dejado ver es que la planeación ha sido errada, pues con lo ocurrido en esta semana, en la que al parecer arribaron más dosis de vacunas a esta entidad, resulta que el interés de la ciudadanía no se ha mostrado por igual en asistir a los centros de vacunación y al menos en los últimos días, tal vez por ser de asueto “los servidores de la Nación han buscado la manera de arreglarlo y aplicar las dosis que se tienen a quienes vayan”.
OFERTA RECHAZADA. A estas alturas, el presidente de la cúpula empresarial externó que la propuesta de participación de este sector ha sido muy limitada, en espera de ser llamados cuando se requiera el apoyo, pues la propuesta que se tuvo tanto de adquirir el biológico como de aplicarla entre sus empleados con costo al patrón, “nunca fue bien recibida”.
Sería conveniente que se tomara en cuenta que hay empresas en el país con una amplia capacidad logística, pues existen aquellas que llegan a colocar su producción y mercancía, inclusive en los rincones más difíciles para llegar. Sin embargo, ante el rechazo gubernamental ante el ofrecimiento del empresariado en materia logística, se decidió no colaborar hasta ser llamados.

“No sé si conocen realmente a cuántas personas van a atender en el día fijado y la disponibilidad de dosis, o si únicamente deciden sacar determinado número de inmunizantes y esperar a que la gente se acerque…”

“Nosotros comentamos que estábamos dispuestos a participar si no era con la compra de vacunas, ahora con el tema de logística, pero lo que se recibió a cambio fueron expresiones denostativas…”

Raúl González, CCEA