Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Hasta ayer, México registraba pérdidas por alrededor de 28 millones de pesos por 93 mil 803 muestras de Covid-19 que resultaron fallidas, pues no llegaron a los laboratorios o al arribar no cumplían con la calidad requerida para su análisis.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, precisó que este tema tiene que ver con la operatividad y la logística en el ámbito local de la toma de muestras y el procesamiento de las mismas.

Indicó que las entidades federativas deben identificar las fallas y mejorar los procesos.

“Cuando una unidad de atención médica, sea en el nivel comunitario, en el primer nivel atención u hospital de segundo y tercer nivel de atención, clasifica un caso como sospechoso dentro del protocolo de estudios ellos tienen la posibilidad de realizar esta toma de muestras.

“Cuando una muestra es tomada por una unidad médica viene el proceso inmediato de enviar esa muestra para que la misma llegue a algunos laboratorios de la red nacional”.

El problema es que en el mejor de los casos la unidad puede estar ubicada en la misma ciudad en donde se encuentra un laboratorio estatal o regional y llegar rápidamente y de una manera más segura, pero esto no es así cuando hay distancia de horas y días.

Dijo que se contratan sistemas de paquetería y lo que puede suceder es que la muestra no llegue al laboratorio por un problema con el servicio.

Además, abundó, si la muestra llega con la temperatura inadecuada, o en el traslado se derramó, por ejemplo, el laboratorio la rechaza porque no cumple con los criterios para la evaluación.

Aseguró que las muestras cuestan alrededor de 300 pesos gracias a la compra consolidada que se hizo de éstas.
Sorprende oposición a formar más médicos especialistas
Pese a que en México hay un serio déficit de médicos especialistas, por ejemplo, se cuentan con sólo 36 cirujanos pediatras oncólogos en todo el País, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recibió una carta de investigadores que se oponen al proyecto federal de duplicar el número de plazas de especialización, aseguró Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

El funcionario indicó que en la carta se expresa que no debería emprenderse este proyecto porque podría ser riesgoso, pues no hay suficientes espacios para la formación de los especialistas en los hospitales.

“En México, desde hace muchos años, desde hace décadas, existen espacios suficientes para formar, número grueso, 10 mil especialistas, y estos 10 mil especialistas incluye todas las especialidades y todos los campos de la actividad profesional y todo el territorio nacional, el conjunto del país.

“El proyecto de nación en el que participamos en este gobierno considera que es indispensable formar más profesionales para cubrir las necesidades de la población que tiene importantes carencias de acceso a los servicios de salud”, señaló.

Precisó que la idea es formar 20 mil especialistas, en lugar de 10 mil, porque la capacidad instalada para proporcionar servicios de salud no corresponde con lo que se necesita.

“No de ahorita, sino de hace muchos años, al menos tres a cuatro décadas.

“Para la próxima generación, ya incluye 10 mil lugares adicionales, eran 10 mil, ahora va a haber 20 mil”.