Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Feb-2021 .-Grupo Cinemex se comprometió en noviembre pasado a pagar alrededor de 60 millones de dólares para sacar a su filial estadounidense de un proceso judicial de insolvencia iniciado en abril de 2020, para reestructurar deudas cercanas a 200 millones de dólares.
Documentos consultados por REFORMA, indican que una jueza federal de la Corte de Bancarrotas en Miami aprobó el 25 de noviembre el plan de reorganización de Cinemex Holdings USA, que tenía 41 salas VIP en varias ciudades de ese país, pero cesó sus operaciones por la pandemia de Covid-19.
El plan, aprobado por la mayoría de los acreedores, busca mantener 32 cines, y consistió en la compra del 100 por ciento de las acciones de Cinemex Holdings USA por parte de Wine and Roses S.A., una razón social que forma parte de Cinemex.
Para esta compra, Wine and Roses tenía que transferir 40.5 millones de dólares a dos cuentas de depósito en garantía, o escrow accounts.
De ese monto, 32.5 millones fueron para garantizar el pago de rentas en contratos de arrendamiento todavía vigentes en centros comerciales y 8 millones para capital de trabajo.
Además, Wine and Roses pagaría 13.4 millones de dólares por gastos administrativos, y 5.3 millones de dólares a un fideicomiso para pagar a los acreedores sin garantía.
El fideicomiso hará pagos entre 2022 y 2024, y recibirá el 8 por ciento del flujo de efectivo de los cines que sigan operando en Estados Unidos. Los acreedores sin garantía recuperarán 12 centavos por cada dólar que se les debe.
El principal acreedor de Cinemex Holdings USA es un grupo de bancos a los que debía en noviembre 159 millones de dólares. Este grupo, que también es acreedor de Grupo Cinemex, votó en favor del plan de reorganización.
A partir de ayer, la empresa cerró todas sus salas en México, salvo un autocinema en Santa Fe, y, según la agencia Bloomberg, está negociando deudas por casi 4 mil 700 millones de pesos con vencimientos en 2023.