Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De 2019 a 2020 la suma de pacientes en tratamiento con diabetes, hipertensión e insuficiencia renal en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cayó de 8.3 millones a 6.6 millones, advirtió el informe 2021.
Esto representa una reducción de un poco más de la quinta parte de los enfermos en tratamiento.
Sin embargo, la presión financiera que ejercen padecimientos como la diabetes, más aún sin un adecuado control metabólico, es muy fuerte para la dependencia.
«Un paciente (de diabetes) con complicaciones tiene en promedio un costo 58 por ciento mayor a un paciente sin complicaciones, 15 mil 580 contra 9 mil 845 pesos (anualmente), respectivamente», señala el informe.
Asimismo, la evolución histórica del número de pacientes diagnosticados con diabetes mellitus muestra una tendencia sostenida en el incremento de la prevalencia de esta enfermedad entre los derechohabiente.
En los últimos cuatro años, de 2017 a 2020, la población con este diagnóstico incrementó de 4.2 a 4.8 millones de personas, con un crecimiento promedio anual de 4 por ciento.
Del total de pacientes diagnosticados, el nivel de asistencia registrado al tratamiento en años previos fue de casi 70 por ciento; sin embargo, en 2020 esta proporción disminuyó a poco más de 50 por ciento.
Lo anterior, según el reporte, encuentra explicación en el contexto de la pandemia por Covid-19, ya que durante casi todo el año pasado hubo un cambio drástico en el comportamiento social y las condiciones en las que se prestaron los servicios de salud.
En cuanto a la presencia de complicaciones, en 2020 fueron registrados 513 mil 212 pacientes con complicaciones por diabetes; es decir, 21 por ciento de los pacientes en tratamiento por dicho padecimiento.
Por su parte, Célida Duque, directora de Prestaciones Médicas, aseguró que el Seguro Social tiene diagnosticados 4.8 millones de derechohabientes con diabetes.
Advirtió que el descontrol crónico de la enfermedad causa perdida de vida de años saludable y complicaciones, como amputaciones, retinopatía e insuficiencia renal.
Alertó que en la pandemia de coronavirus, la diabetes jugó en contra de los pacientes con el virus.
Dijo que en México existen casi 12 millones de personas con diabetes, pero un número importante carece de diagnóstico.

¡Participa con tu opinión!