Marlen Hernández y Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por tercera semana consecutiva, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aplicará un estímulo fiscal complementario a las gasolinas para contener el incremento en los precios internacionales, lo que implica un boquete fiscal de 41 mil 455 millones de pesos.
Esto es resultado de la exención del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles más el estímulo fiscal complementario que del 26 de marzo al 1 de abril será de 2.44 pesos por litro para la gasolina regular, 1.66 pesos por litro para la gasolina premium y 4.07 pesos por litro para el diesel.
Asimismo, Hacienda exentó del cobro de IEPS a las gasolinas y el diesel para contener los altos precios.
Según cálculos realizado por Grupo REFORMA, la mayor parte del los ingresos tributarios que se dejarán de cobrar corresponderían a IEPS no cobrado, que significa una disminución de 28 mil 777 millones de pesos o el 67 por ciento.
Mientras que los estímulos complementarios nuevos que son acreditables contra el IVA e ISR representarían una disminución en los ingresos por 12 mil 678 millones de pesos.
El cálculo considera la demanda observada en la semana del 5 al 11 de marzo, que fue de 665 mil barriles diarios para la gasolina regular, 108 mil barriles para la premium y 383 mil barriles en el diesel.
Roberto Díaz de León, presidente de la Onexpo, explicó que de cobrarse la totalidad de los impuestos correspondiente, el precio de las gasolinas en el País llegaría a 29 pesos por litro y con ello la demanda de combustibles se vería significativamente afectada.

¡Participa con tu opinión!