Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los precios de los materiales para la construcción subieron a un nivel de 15.3 por ciento en 2021, el pico más alto que se ha observado, a causa de la inflación que se vive a nivel mundial, y presionará a los créditos hipotecarios.
El alquiler de maquinaria y equipo, cemento, base de concreto, vidrio, acero, minerales, alambre, vigas, mallas, tubos, arena y grava son los que lideran los incrementos, de acuerdo con el informe «Situación Inmobiliaria» al primer trimestre de 2022 elaborado por BBVA México.
El estudio también señala que se han encarecido los que normalmente no subían tanto, como las pinturas, selladores o madera.
«Sí se esperaba un repunte, lo que no esperábamos es que fuese tan alto, pasar más allá de una tasa de 10 (por ciento) no creo que alguien lo haya visto venir, esto fue muy fuerte.
«En algunos casos vemos incrementos de más del 60 por ciento en materiales muy específicos; estamos viendo justo el pico, es el nivel más alto que se ha observado», dijo Samuel Vázquez, economista Principal de BBVA México, en la presentación del informe.
La mayor parte de la inflación que están sufriendo los constructores viene por esto, acotó.
«El nivel de precios que enfrentan los constructores sigue siendo un problema, continúan creciendo a tasas muy altas, mayores a 15 por ciento», añadió Carlos Serrano, economista jefe de la institución.
Aunque se espera que los precios ya no suban más, muchos de los insumos claves que se utilizan para la construcción son commodities y éstos están subiendo en todo el mundo.
Además, si las sanciones a Rusia llegan a escalar y se observa un embargo al petróleo de ese país, sí ocasionaría un aumento importante y todavía mayor al precio de los energéticos y por lo tanto a varios insumos.
«Hay mucha incertidumbre en torno a esto, porque en buena medida parte de los precios están aumentando por el conflicto en Ucrania, dada la duración y el alcance mismo tenemos incertidumbre en lo que pueda pasar con estos precios de materiales de construcción.
«Hoy por hoy estamos en un entorno de precios de insumos para la construcción muy elevados», comentó Serrano.
Los economistas esperan que este nivel comience a moderarse cuando se reactive la manufactura de la mayoría de estos materiales, porque habrá mayor disponibilidad de productos.
Entre algunos de los efectos por esta situación, se anticipa que las tasas de crédito hipotecario este año suban a doble dígito, en alrededor de 10.5 por ciento, luego de ver tasas de un dígito en el mercado durante la pandemia.

¡Participa con tu opinión!