El próximo sábado 24 de julio vence el plazo para que las empresas que ofrecen servicios de outsourcing cumplan con su Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE) ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social o de lo contrario ya no podrán operar e incluso podrán hacerse acreedoras a multas de hasta 4 millones de pesos, advirtió el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.
Recordó que de acuerdo con cifras del INEGI hasta el año pasado había en el país un universo de alrededor de 4 millones 600 mil empleados contratados bajo la figura de outsourcing, de los cuales, según la Secretaría del Trabajo hasta el pasado 10 de julio, se tenían identificados que apenas 830 mil migraron de un esquema de subcontratación a ser contratados de manera normal, lo cual quiere decir que todavía alrededor de 3 millones 800 mil siguen en outsourcing.
Asimismo, dijo que la reforma plantea que los entes privados tienen hasta el 24 de julio para cumplir con el registro REPSE, mientras que para los que prestan servicios de subcontratación al Gobierno tienen hasta el 1º de enero de 2022, por lo que la COPARMEX a nivel nacional ya solicitó una prórroga a la Secretaría del Trabajo, ante la incertidumbre que prevalece en las empresas que prestan servicios especializados, luego de que en la práctica hay problemas sobre todo en temas con el Infonavit, donde se requiere la denominada Opinión de Cumplimiento y muchos no logran tenerla de manera positiva.
Estableció que los sectores más afectados con esta obligación del registro REPSE son todas aquellas relacionadas con la construcción, inmobiliarias, contratistas y otros giros como los servicios de limpieza, seguridad privada, servicios de comedor y empresas que prestan servicio a cualquier tipo de industria, alimenticia, automotriz o metalmecánica. “Hay dudas en la parte teórica y en la parte práctica de cómo manipular este registro en REPSE”.
Puntualizó que la ley señala que las empresas que prestan servicios de outsourcing y que incumplan con este registro, a partir del 24 de julio será sujetos a una inspección por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social al seguir prestando servicios de subcontratación sin tener el registro REPSE, así como multas hasta por 4 millones de pesos.