En los primeros cinco meses de este año, el Instituto de Servicios de Salud del Estado ha realizado pruebas de tamiz neonatal metabólico y auditivo a cerca de tres mil 300 recién nacidos en los hospitales del sector salud, con lo cual se tiene una cobertura del 100% de este programa.
Carolina Ortega Montañez, jefa del Departamento de Salud Reproductiva del ISSEA, explicó que antes de las 72 horas de vida del nacimiento del bebé se deben practicar estos estudios para detectar oportunamente enfermedades como el hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, galactosemia, fibrosis quística e hiperplasia suprarrenal, así como la sordera e hipoacusia.
Explicó que el tamiz metabólico neonatal consiste en tomar una muestra de 5 gotas de sangre del talón del recién nacido, mediante una pequeña punción realizada con una lanceta estéril, las cuales se recolectan en un papel filtro especial que es enviado al laboratorio.
De igual manera, con equipo de emisiones otacústicas se realiza el tamiz auditivo a todos los nacidos vivos en los hospitales del ISSEA.
Con esta prueba, dijo, se detectan a tiempo enfermedades metabólicas y se tienen altas posibilidades de controlarlas a través de tratamientos médicos oportunos, con lo que se logra disminuir la mortalidad neonatal en Aguascalientes.
Además, esta estrategia contribuye a la plena integración e inclusión social de la población infantil que nace con este tipo de padecimientos o con alguna discapacidad auditiva.

¡Participa con tu opinión!