Dejar que el cubrebocas sea de uso voluntario y no obligatorio para los asistentes a la Feria Nacional de San Marcos no es lo correcto ya que no tiene un fundamento ni está basado en una indicación por parte de organizaciones internacionales de salud, lo cual representa un reto y generará que se disparen aún más los contagios por COVID en el estado, advirtió el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

Ante el anuncio de la autoridad estatal de que para los feriantes será voluntario el uso del cubrebocas y obligatorio sólo para quienes laboren en los establecimientos de la verbena resultan confusas y provocará que el sector salud local se enfrente a un laboratorio de vida real, cuando no se tiene una experiencia en un país como el nuestro “y aunque el porcentaje de vacunación podría ser significativo, sabemos que hay muchos adultos que no se han querido vacunar y por ende estos deben usar cubrebocas estrictamente y las personas vulnerables también, entonces esta recomendación puede implicar un riesgo”.

Afirmó que si queda a la decisión de cada individuo el uso del cubrebocas, la recomendación al menos por parte del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes es que las personas sigan manteniendo sus medidas de protección y que porten el cubrebocas todo el tiempo posible.

Consideró que el consumo de alimentos o de bebidas en la Feria los va a exponer a quitarse el cubrebocas y si bien hay un porcentaje de vacunación aceptable, recordó que este padecimiento se puede cursar asintomático, de ahí que las personas que hayan acudido a la verbena y que tuvieran una exposición y un riesgo potencial de haberse infectado, pueden convivir con familiares que no fueron a la Feria, que sean vulnerables y que puedan desarrollar una enfermedad grave.

Afirmó que hasta el momento no se tiene información de que en reuniones masivas se deje de usar cubrebocas, de ahí que esta recomendación de la autoridad estatal no tiene un fundamento ni es parte de una indicación avalada por las organizaciones internacionales, las cuales digan que a las reuniones masivas se deje a la libre decisión de las personas. “Muchas de las decisiones son locales, como sucede en Estados Unidos, insistiendo que aunque tengan recursos de vacunas, éste es el país que más muertes acumula por COVID, entonces no es garantía dicha medida”.

¡Participa con tu opinión!