Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON DC, EU.- Mientras la vacunación avanza lentamente y las variantes más contagiosas del SARS-CoV-2V se expanden por el mundo, la importancia de usar mascarillas, incluso doble, es mayor que nunca, indicaron ayer las autoridades estadounidenses de salud.
“Los cubrebocas funcionan y funcionan cuando se ajustan bien y se usan correctamente”, dijo la líder de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky.
En un estudio, la agencia puso a dos metros de distancia entre sí un par de cabezas artificiales para verificar cuántas partículas del tamaño del virus arrojadas por una fueron inhaladas por la otra.
Halló que un cubrebocas, quirúrgico o de tela, bloqueó 40 por ciento de las partículas que se dirigían hacia la cabeza que inhalaba.
Con una mascarilla de tela encima de una quirúrgica, se impidió el paso de 80 por ciento.
Y cuando tanto la cabeza de exhalación como la de inhalación tenían doble cubrebocas, hasta 96.5 por ciento fueron bloqueadas.