Confeccionistas de Aguascalientes se niegan a dejar morir la industria, y mientras se han decidido a trabajar sobre pedido en la fabricación de prendas, ya sea de vestir para uso diario, ropa deportiva, uniformes industriales o para el sector salud e inclusive cubrebocas, artículo que en la actualidad se trabaja casi en todas las fábricas.
Esto lo dio a conocer el presidente del Consejo Empresarial Textil y de la Confección, José de Jesús Martínez Marmolejo, quien resaltó que curiosamente la producción de cubrebocas es lo que ha mantenido activas a la mayoría de las fábricas, así como el dedicarse a la producción de blancos.
Refirió que pasó octubre y los pedidos de ropa invernal fueron mínimos, se estima que en la gran mayoría de las tiendas venderán una mezcla de ropa de distintas temporadas, sin embargo quienes están en la posibilidad de hacerlo, decidieron trabajar sobre pedido y otros han optado por cerrar sus talleres de manera temporal ante la falta de liquidez, pero lo peor es que no se tiene la certeza que vuelvan a abrir.
Para la industria textil y del vestido, la producción de ropa de temporada otoño-invierno significaba hasta el año pasado, su mejor época y la que les permitía subsistir al siguiente ciclo en tanto se tenía demanda de prendas en el transcurso de los meses.
“La mayoría de los que permanecen con trabajo, están haciendo prendas sobre pedido para de esta manera tener una venta garantizada”, pocos son los que se arriesgan porque en este tiempo se sabe que una inversión no recuperada pone en riesgo a cualquier fábrica.
Además, también se encontró en un esquema viejo para mantener a su plantilla laboral, de ahí que el trabajo se hace a destajo, pues las ventas de muchas prendas ha disminuido pero se necesita de la mano de obra para cubrir los pedidos que se han hecho, pues aunque sean pequeños, vienen a aliviar la situación de alto riesgo que se vive en la industria de la confección.