Iris Velazquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López- Gatell, consideró inconveniente que se decreten medidas coercitivas para obligar el uso de cubrebocas ante repunte de casos por Covid-19.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, denostó que Gobiernos como el de Oaxaca apliquen estas medidas y afirmó que el Estado se pronuncia a favor de la solidaridad.

“Ese enfoque del cubrebocas ha obsesionado a un segmento pequeño de la población, pero el segmento que repetidamente ha estado insistiendo en este tipo de llamados a la represión, nos parece completamente inconveniente al Gobierno mexicano”, expuso.

“Tenemos una convicción profunda de la importancia de respetar y hacer respetar los derechos humanos de todas las personas. Entonces, ojalá que haya una reflexión al respecto y que se busque que la respuesta sea una respuesta de solidaridad, una respuesta basada en la convicción, en la percepción del riesgo y en la generosidad que permite ayudar a unos con otros”.

Resaltó que el cubrebocas no es una medida útil de autoprotección.

“No por ello, el cubrebocas debería ser obligatorio y el hacerlo obligatorio a través de la coerción ya sea administrativa, o peor aún, por el uso de la fuerza pública, trastorna la organización de una respuesta colectiva que necesariamente tiene que ser solidaria a la epidemia”, instó.

En la historia del epidemiología, refirió, se ha registrado el estigma de discriminación, y de culpabilizar a las personas que circundan, y ejemplificó con el caso de VIH.

“Ha mostrado lo que consideramos es las primeras expresiones de los seres humanos que son precisamente el odio”, opinó.