Llama el Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes a la población en general a mantener la observación y los cuidados de los niños y adolescentes ante la aparición de la hepatitis aguda infantil, por lo que se debe extremar el uso del cubrebocas y el lavado constante de manos.

En conferencia de prensa, el médico infectólogo e integrante del Consejo Consultivo del Colegio de Medicina Interna de México, Francisco Márquez Díaz, comentó que la forma de presentación de la hepatitis generalmente ocurre con la coloración amarilla de la piel y en las mucosas del cuerpo, además de dolor abdominal, diarrea y vómito y en los estudios de laboratorio se reporta un incremento de unas sustancias que el hígado libera de manera normal y están elevadas las enzimas hepáticas.

Asimismo, dijo que hay una asociación de esta nueva variante de hepatitis con el coronavirus, dado que recientes investigaciones muestran que la infección crónica del tubo digestivo puede ser posible en aquellos niños que han tenido COVID y ha desaparecido la expulsión de virus por vías respiratorias, pero se puede mantener a través del tubo digestivo. “Puede encontrarse un adenovirus 41 y se pueden desarrollar súper antígenos y esto puede permitir que ese virus genere inflamación en el hígado”.

Explicó que el adenovirus 41 se transmite igual que la influenza y el coronavirus, a través de gotas, por eso el cubrebocas es un elemento de protección fundamental ante la hepatitis aguda infantil donde el grupo de edad que se ve afectado son los menores de edad desde 0 hasta 16 años.

Por lo anterior, la recomendación a la población es el uso del cubrebocas, el lavado de manos, tener una fuente de abastecimiento de agua segura, embotellada o hervida, los alimentos o mariscos haber pasado por el fuego y por una buena cocción y que los niños y adolescentes no los consuman si no son seguros.

Asimismo, dijo que menores que no hayan tenido hepatitis es importante que reciban sus vacunas respectivas, dado que el esquema nacional de vacunación incluye desde el año 2000 el biológico contra la hepatitis B y la hepatitis A queda fuera del esquema de vacunación. “No es para entrar en pánico es una medida que aquellos que tengan la posibilidad de tener acceso a este tipo de vacuna, la reciban. Serían las recomendaciones más importantes”.

¡Participa con tu opinión!