Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-El cubrebocas en los niños es un arma de doble filo, pues así como los protege, también es un foco de infección.
Esto debido a que los menores tocan recurrentemente la mascarilla, además de que no se usa de manera correcta generando una contaminación cruzada.
Vida Ruiz, infectóloga del Hospital Civil de Guadalajara, recordó que en niños menores de 2 años no está recomendado el uso de cubrebocas, pues son más los perjuicios que los beneficios.
“Están muy pequeños y esto puede ser contraproducente, obviamente no lo van a utilizar, lo van a estar tocando e incluso puede ser un riesgo porque pudiera provocar asfixia”, explicó.
En aquellos de 3 a 12 años, agregó, sí pudieran usarlo, pero sólo bajo supervisión de un adulto que verifique que lo porten de manera adecuada.
“Debe haber un buen uso del cubrebocas, que no lo estén tocando todo el tiempo, que se baje y pues en los más pequeñitos es más difícil, pero se debe explicar por qué se utiliza, pero usarlo solo cuando el adulto está supervisando que se use bien, porque es efectivo sólo si se usa de manera adecuada”, indicó.
Debido a que hasta antes de la pandemia por Covid-19 la Organización Mundial de la Salud recomendaba el uso de cubrebocas solo para personas enfermas, cuidadores y personal médico, no hay un dictamen específico para niños.
Ante la emergencia sanitaria se recomienda portar mascarillas al salir a la calle, sin embargo, recordó Ruiz, se pide que a medida de lo posible niños y personas de riesgo se queden en casa, donde no es necesario el uso de cubrebocas.
Si el menor debe salir del hogar, se tienen que tomar las precauciones al momento de usar el cubrebocas, el cual deberá ser del tamaño adecuado para él a fin de disminuir el riesgo de que lo esté tocando.
“No están acostumbrados a esto, es algo difícil que lo tienen que comprender y les puede generar miedo y ansiedad y lo van a estar tocando todo el tiempo, y aquí es esta situación de doble filo y contraproducente porque se pueden llevar más fácilmente el virus a las partes húmedas de la cara y tener la transmisión”, agregó.
Ante esto, recordó, el uso de barbijos no está recomendado al momento de hacer ejercicio porque es una barrera respiratoria.