En los últimos 3 días ha repuntado el número de casos positivos y sospechosos por COVID-19, y destaca el fallecimiento de 2 personas el pasado fin de semana, con lo que hasta este lunes sumaron 4 decesos, 95 contagiados -9 más que el domingo-, y 80 sospechosos, 27 más que el penúltimo informe.

El secretario de Salud del Estado, Miguel Ángel Piza Jiménez, afirmó que la gran mayoría de los casos se concentran en esta capital con 80, y el oriente se considera ya un “foco rojo” porque allí se localiza la mayor parte de los positivos más recientes, además se han agregado a esta lista los municipios de Tepezalá y El Llano con 1 caso cada uno, Asientos conserva 1 y también reportan crecimiento en Rincón de Romos con 3 y Jesús María con 4, en tanto que Pabellón de Arteaga tiene 5 infectados.

Reconoció el incremento notorio y no descartó que se presente una nueva oleada de infectados y que sea exponencial, considerando que ha habido personas con coronavirus que han tenido contacto con más de 3 personas y por ende, se amplía la posibilidad de que sus familiares o amigos también hayan contraído el virus y si bien el 80% de los que tienen COVID-19 no necesitan hospitalización, hay que estar atentos al crecimiento que se puede venir en próximos días.

Si bien las primeras personas que se reportaron con el COVID-19 radican en el norte del municipio de Aguascalientes, le siguió en contagios gente de la zona centro, pero ahora la migración del virus es hacia el oriente de esta capital, en donde se reforzarán medidas de protección para los habitantes de aquella zona, pues “es un foco donde se puede dar una descarga alta de pacientes con esta enfermedad”.

La situación reiterada es que se trata de una enfermedad que se contagia fácilmente y si los que han salido positivos no se resguardan en casa, la proliferación continuará y pudiera ser de manera exponencial.

¡Participa con tu opinión!