Una mujer que fue detenida por policías estatales cuando viajaba en un taxi y llevaba más de 200 gramos de metanfetamina en su poder, fue sentenciada a cuatro años de prisión, tras ser encontrada culpable de un delito contra la salud.
Se trata de quien fue identificada como Karen Yesenia, de 28 años, a quien un Juez de Control y Oralidad Penal del Centro de Justicia Federal con sede en Aguascalientes, la sentenció a 4 años de prisión y al pago de una multa de 80 Unidades de Medida y Actualización (UMA), tras ser encontrada culpable del delito contra la salud, en la modalidad de posesión de metanfetamina con fines de comercio en la variante de venta.
En la carpeta de investigación que inició el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, se señala que esta mujer fue detenida por policías estatales del Grupo Motorizado “Dragones”, cuando viajaba a bordo de un taxi color rojo.
Inicialmente, los policías estatales interceptaron al taxista en avenida Universidad y cruce con avenida Aguascalientes Norte, debido a que no llevaba puesto el cinturón de seguridad, además de que el vehículo de alquiler carecía del engomado.
Mientras el taxista mostraba la documentación correspondiente y confirmaron que todo estaba en regla, se percataron que la mujer que llevaba como pasajero, mostraba una actitud sumamente nerviosa.
Con el pretexto de que se le estaba haciendo tarde, la mujer descendió del vehículo de alquiler y comenzó a alejarse, observando uno de los policías estatales que en el asiento trasero dejaba abandonada una bolsa de mano. Al momento de revisar, detectaron que tenía en su interior un envoltorio que contenía 235 gramos con 200 miligramos de metanfetamina.
Ante tal hallazgo, los oficiales fueron en persecución de la sospechosa y lograron detenerla metros más adelante.

¡Participa con tu opinión!