Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Los Vaqueros sigue buscando al posible líder de un equipo que quedó acéfalo desde la Semana 5.
El head coach de Dallas, Mike McCarthy, confirmó ayer que, ante Pittsburgh, enviará a la banca al novato Ben DiNucci para darle su lugar a Garrett Gilbert o a Cooper Rush, par de lanzadores con experiencia en la Liga, pero no en el emparrillado.
Mientras que Gilbert llegó a la NFL en 2014, Rush lo hizo en 2017, y aunque ambos pueden decir que tienen más años de experiencia que DiNucci como profesionales, entre los dos suman apenas nueve intentos de pase en la Liga, mientras que el novato ya tiene 43 tras jugar los últimos dos encuentros.
“Tomamos la decisión de ir con dos quarterback experimentados. Creí que con el equipo que enfrentaremos necesitamos más experiencia en la posición”, admitió McCarthy.
Esta será la primera vez en cinco años que Dallas utilice cuatro mariscales de campo titulares en la misma temporada. En aquella ocasión, el titular era Tony Romo, quien se fracturó la clavícula y dio oportunidad a Brandon Weeden, Matt Cassel y Kellen Moore.
DiNucci fue asignado para jugar ante Filadelfia, pero se vio rebasado en la derrota 23-9, donde Dallas apenas pudo generar juego aéreo.
Los Vaqueros no cuentan con Dak Prescott por una lesión en el tobillo que lo marginará el resto de la temporada, ni con Andy Dalton, quien no está disponible a causa del COVID-19 y podría volver hasta dentro de dos semanas.

TODOS SUFREN
Dallas no es el único equipo que se tendrá que adaptar para solventar problemas en la posición de quarterback.
Los Santos de Nueva Orleans tuvieron que entrenar ayer sin que Drew Brees pudiera estar presente en toda la sesión por un problema en el hombro.
En Detroit, Matt Stafford fue colocado en la lista de lesionados por un posible contagio de COVID-19, por lo que los Leones deberán improvisar en los controles.
En vista de los problemas que han tenido sus rivales, los Texanos de Houston contrataron ayer a Josh McCown, quien llega a su equipo 12 en la NFL para ser suplente de DeShaun Watson.