Muchas veces nos hemos preguntado ¿por qué las cosas parecen estar cada vez más caras? ¿Por qué ya no alcanza? Y la respuesta a todas estas preguntas es la inflación.
Para analizar qué es la inflación lo primero que debemos entender es cómo funciona el sistema económico en nuestro país.
Para no hacer la historia larga, el valor de los bienes y servicios está determinado por la ley de la oferta y la demanda, es decir, lo que vale un producto gira en torno a la oferta que las empresas productoras tengan y la cantidad de otros bienes o servicios (comúnmente dinero) que otras personas estén dispuestas a dar por ellos.
De esta manera, se puede apreciar que es el mercado el que determina el valor de un bien o servicio; y si bien en ocasiones las autoridades pueden intervenir para regular las variaciones en los precios de ciertos productos, por lo general se permite que sean los consumidores y los productores los que determinen los precios. Ésta es la esencia del sistema neoliberal.
Habiendo entendido esto, entonces la inflación la podemos definir como un fenómeno en el cual hay un aumento descontrolado, general y sostenido de los productos y servicios en un país durante un periodo de tiempo.
La inflación se genera por las siguientes 4 causas:
1.- La inflación por demanda: Se da cuando aumenta la demanda por un producto, pero los productores no tienen la capacidad de cumplir con dichos pedidos, por lo que suben los precios.
2.- Inflación por costos: Se da cuando aumentan los precios de las materias primas, de la mano de obra o por que suben los impuestos, por lo cual los productores, para no perder sus ganancias, suben los precios y así conservan el mismo margen de utilidad.
3.- Inflación autoconstruida: Se da cuando, por diversas circunstancias, los productores consideran que van a subir los precios (de las materias primas, mano de obra, etc.) en un futuro cercano y buscan anticiparse a ellos subiendo los precios primero para que no les pegue tan fuerte.
4.- Aumento de la base monetaria: La base monetaria es la cantidad de dinero que está circulando en una economía. Cuando se imprime más, la gente en vez de conservarlo, decide gastarlo, lo que hace que aumente más rápido la demanda de productos y servicios más rápido de lo que los productores pueden generar más oferta, por lo que aumentan los precios.
Esta es la principal causa de la inflación, demasiado dinero circulando en las manos de la población hace que aumenten sus gastos, generando así una mayor demanda, y cuando la economía de un país realmente no tiene la capacidad productiva para cubrir esa demanda, lo que se genera es que aumenten los precios y haya escasez.
Ahora, existen diversas definiciones y parámetros para clasificar los tipos de inflación, así que aquí compartiremos algunos de ellos.
a.- Hiperinflación: Se produce cuando el aumento de los precios es mayor al 1,000% anual. Esto es cuando un país entra en una completa crisis económica y el dinero prácticamente pierde todo el valor.
b.- Inflación galopante: Se produce cuando se alcanzan niveles de inflación de 2 o 3 dígitos en un año. Cuando esto pasa, el precio de los productos puede llegar a ser el doble o el triple de lo que era a inicios del año.
c.- Inflación alta: Subida de precios mayor al 4% pero que no llega al 10% anual.
d.- Inflación moderada: Subida de precios entre el 2% y el 4% anual.
e.- Inflación controlada: El aumento del precio de los productos ronda el 2% anual. Esto es lo que podríamos decir que es el nivel aceptable de inflación.
La consecuencia de la inflación es muy simple, que ya no alcanza, lo que lleva a las autoridades a tener que aumentar los salarios para que las personas puedan tener el mismo nivel de vida, y, como ya vimos, esto a su vez genera más inflación, provocando un círculo vicioso del cual es muy difícil salir.
Muchas gracias por su atención y si desean compartir ideas o hacer comentarios pueden comunicarse conmigo en mi correo electrónico: rubenmoreno0034@gmail.com