Una de las problemáticas más recurrentes que atiende la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente es la inmovilización de cuentas bancarias, al intentar sacar dinero del cajero, informó el delegado de Prodecon en Aguascalientes Hugo Fidel De Lira Reyes.
Algunos usuarios señalan que al acudir al cajero automático de la institución de crédito en la que tienen activada su cuenta bancaria, no se les permite realizar ningún tipo de movimiento y menos disponer de dinero en efectivo, obteniendo únicamente en la pantalla del cajero un mensaje en el que se indica que la cuenta se encuentra bloqueada.
La sorpresa de los tarjetahabientes, al solicitar información a los ejecutivos del banco, es que ha sido una autoridad fiscal quien solicitó dicha inmovilización, es decir, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT); argumentando los ejecutivos que no cuentan con los detalles de las causas o los motivos del bloqueo.
Ante ello, la Prodecon ofrece de manera gratuita el procedimiento de Queja, a fin de que en un breve plazo puedan conocer las causas que dieron lugar a dicho bloqueo y, de esta forma, contar con los elementos para desvirtuar o corregir la irregularidad.
De Lira Reyes explicó que la inmovilización de cuentas bancarias de un contribuyente no es una situación menor, tanto es así que este Ombudsperson fiscal otorga la máxima celeridad en su atención, pues es claro que dicha medida no sólo afecta al pagador de impuestos, sino que sus efectos impactan a terceros, tales como proveedores, trabajadores (pagos de nómina), cumplimiento de contratos, etc.
En este sentido, a fin de salvaguardar los derechos de los contribuyentes que se puedan encontrar en una situación de riesgo, prácticamente al día siguiente al que se presenta la Queja, se notifica a la autoridad fiscal el acuerdo de admisión de dicha Queja y, con ello, el requerimiento para que exhiba un informe que contenga los fundamentos y motivos de los actos que le atribuye el contribuyente y que le causan un perjuicio. El requerimiento deberá ser atendido a los tres días siguientes a aquél en que le fue notificado a la autoridad.

¡Participa con tu opinión!