Mientras los morenistas hacen cálculos de lo que puede pasar si prospera la demanda ante el tribunal federal, el actual secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Carlos de Jesús Magallanes García, dio a conocer que la actual administración dejará a la entrante cerca de 7 mil millones de pesos para que pueda llevar a cabo los programas previstos entre octubre, noviembre y diciembre de 2022.

Lo anterior se encuentra previsto en el gasto del presente año y que forma parte de los 28 mil millones de pesos establecidos en la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos 2022, que incluye el pago de la nómina y los diversos programas y sólo quedará el compromiso de pagar lo que quede en cartera.

Aseguró que el compromiso del actual titular del Poder Ejecutivo es dejar finanzas sanas y sin endeudamientos excesivos, asimismo se tiene prevista la liquidación del personal que se retire de la administración saliente, lo que también está considerado en la legislación respectiva.

Magallanes García consideró que la nueva administración podría considerar el aumento de impuestos a partir de 2023, lo que será factible debido “a las condiciones económicas locales, nacional y mundial. Aparte, habrá que tener cuidado de no provocar mayor inflación, sobre todo estar conscientes que suben las tasas de interés”.

El tesorero estatal puntualizó que a nivel nacional se necesita una revisión integral del sistema fiscal, para ello se debe tomar en cuenta que por ahora no es el momento adecuado para un aumento de impuestos en el país debido al entorno económico, que es sumamente complicado.

PRESAGIO CUMPLIDO

La advertencia del Colegio de Economistas de Aguascalientes, que era indispensable diversificar la inversión fue tomada a la ligera en la actual y las administraciones estatales de los últimos 40 años, al mantener inalterables los programas de inversión y crecimiento de la economía en torno a la industria automotriz, lo que hoy está a punto de cobrar una factura difícil de enfrentar.

Durante este tiempo ha sido de progreso para Aguascalientes, al crecer capital y empleo, por lo que aún cuando se tienen empresas en otros ramos ninguna logra igualar a la automovilística, por lo tanto es normal que todo gire en torno a lo que suceda en las armadoras y sus respectivas alimentadoras.

Durante varios años los economistas han insistido que debe trabajarse en atraer inversiones de diferente índole, de manera que en caso de un vaivén económico se resienta lo menos posible y no que ahora se ponga en riesgo el futuro económico del estado.

Lo manifestado por el máximo líder obrero de la entidad, José Alfredo González González, que a partir del mes próximo podría iniciarse el despido masivo de trabajadores en las plantas ensambladoras y por ende en las empresas que suministran los accesorios, alterará la vida local, debido a lo íntimamente ligado que está con el comportamiento comercial, industrial y de servicios.

Aunque no se tiene un dato exacto, el dirigente consideró que en una primera etapa quedarían cesantes alrededor de 5 mil trabajadores, luego de que las compañías han llegado al límite de su capacidad financiera para continuar pagando salarios y prestaciones al personal que constantemente es obligado a estar en “paro técnico”, como se denomina la inactividad forzosa que deriva de la falta de componentes indispensables para llevar adelante la producción.

De concretarse ese vaticinio será el golpe más severo que reciba la ciudad-estado desde mediados de los años 50 del siglo pasado, cuando varias fábricas cerraron sus puertas y si no resintió en 1999 con el cese de actividades de los Talleres Ferroviarios fue porque casi de inmediato se abrió la primera planta Nissan, sin embargo ahora es diferente ya que sería un golpe muy riguroso toda vez que no hay manera de sustituir lo que podría perderse.

Lo único que puede salvar de la debacle es que se logre adquirir los indispensables chips y los cuales no han sido capaces de fabricar las empresas asiáticas. Lo más irónico es que en el mercado se acumula la demanda de pedidos debido a que en los dos años de la pandemia y hoy a falta de los componentes hace muy difícil que se puedan atender, hecho que empuja a que se cierren líneas de producción y sin que se llegue al despido se reduce el salario hasta el 60%, por lo que una parte de los empleados ha optado por renunciar.

Las autoridades locales no pueden hacer mayor cosa, en función que es algo que debe resolver la industria del motor, sin embargo José Alfredo González planteó que los gobiernos Federal y Estatal llevan a cabo un plan emergente de rescate de los que queden cesantes y aplicar una fórmula que permita ofrecer opciones de ingreso económico.

Es factible que una vez que se regularice la entrega del material que requieren las citadas empresas se recupere el número de plazas, pero por ahora lo único que puede suceder es la suspensión total en varias áreas y de lo cual la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA) estará muy atenta para que la liquidación sea conforme a lo establece la ley, a la par que quede el compromiso de las firmas de volverlos a contratar una vez que se normalice la situación, cuestión que es lógica ya que es un personal altamente capacitado.

La filial cetemista tenía fincadas esperanzas que 2022 fuera el año de la recuperación, por lo que a estas alturas las fábricas estarían trabajando al máximo, pero la falta de chips, los cierres masivos por el COVID-19 y los problemas que a nivel nacional han tenido lugar, como la toma de vías férreas en Michoacán, impidió la entrega en tiempo y forma de las nuevas unidades.

RECHAZA DESPIDOS

Como absurdo consideró el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), Manuel Alejandro González Martínez, el anuncio que hizo el líder cetemista José Alfredo González, que habrá un despido masivo de trabajadores en la industria automotriz y de autopartes de Aguascalientes.

Dijo que ninguna de las empresas ha informado al Gobierno del Estado sobre este particular ni ha hecho mención que tenga a la vista tal reducción de la nómina, lo que sí está presente es la baja de actividades en algunas áreas debido a la carencia de componentes y que ha empujado a los paros técnicos, lo que reduce el ingreso salarial de los trabajadores provocándose que varios de ellos opten por irse a empresas que no tienen interrupciones programadas de labores. Esta rotación de personal es lo que suscita inquietud, propalándose rumores como el presente.

Para conocer más a detalle sobre lo dicho por el dirigente de la FTA, de que está próximo el cese masivo de 5 mil empleados, González Martínez se comunicó con el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Autopartes, Rogelio Padilla de León, quien comentó que tiene conocimiento que sólo 300 empleados del área administrativa han sido dados de baja, lo que ha tenido lugar en el transcurso de 2020 a la fecha.

Contrario a lo expresado por José Alfredo González, el responsable de la Sedec subrayó que la industria está en una etapa de generación de puestos de trabajo, como queda demostrado con las ferias del empleo, al ofertar hasta mil plazas en cada evento, lo que deja en claro que la entidad registra oportunidades de colocarse y de ello da cuenta la empresa Autoliv, que está en proceso de contratación de 450 trabajadores y con una meta de 4 mil.

En función de lo puntualizado no debe haber incertidumbre entre el personal del sector automotriz y en caso de que hubiera algo distinto la administración estatal sabrá actuar para evitar el menor daño a la familia obrera.

MAYOR INVERSIÓN

Para terminar con la incertidumbre que se ha provocado entre el personal de la industria automotriz y la economía en general, el gobernador Martín Orozco Sandoval destacó que en su reciente visita a Japón pudo constatar que “Aguascalientes es el destino favorito de este país, prueba de ello es que el 20.8% de la Inversión Extranjera Directa nacional se ubica en esta entidad”.

Es así que está en proceso un nuevo proyecto de inversión que generaría empleos especializados en áreas de tecnología de la información y desarrollo del software. Es una empresa que ya tiene presencia en el país y su proyecto es llegar a la región Centro-Occidente, donde Aguascalientes es una de sus primeras opciones.

Los temas de seguridad y educación son cuestiones fundamentales para tomar este tipo de decisiones, por ello es que las firmas extranjeras analizan hacerlo en Aguascalientes y que es una cuestión que deberá trabajar y cuidar la próxima administración para que se haga realidad esa intención.

Por su parte, el titular de la Sedec, Manuel Alejandro González, destacó que con la agencia Jica se trabaja con el Programa de Fortalecimiento del Clúster Automotriz de México, “por lo que hay el interés de generar un nuevo convenio en materia de uso eficiente de agua, movilidad y ciudades inteligentes”.

En lo que se refiere a Jatco, se confirmó la inversión de 589 millones de pesos para la creación de la nueva línea de trasmisiones de CVT-X en su planta 2 y en el caso de Nissan, reafirmó la inversión de 700 millones de dólares, además Marelli proyecta próximamente la inauguración del Centro de Ingenierías y Pruebas con una inversión de 1.2 millones de dólares, por su parte Fanuc recién inauguró la nueva planta que se encargará de dar servicios de almacén, logística, mantenimiento, entretenimiento y show room de sus robots.