Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de acusaciones de traición, imposiciones y corrupción se realizó el primer debate de los tres candidatos a la presidencia del PRI.
En el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede del tricolor, Alejandro Moreno, Ivonne Ortega y Lorena Piñón cruzaron señalamientos de ser abanderados de la cúpula, de abandonar al partido en momentos difíciles y de contar con casas cuyo origen no pueden acreditar.
Moreno reprochó a Ortega haber abandonado al tricolor en los comicios de 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia de la República.
“Cuando el PRI más te necesitó Ivonne, cuando deberías estar con nosotros en el proceso más competitivo de nuestra historia, nos abandonaste, nos dejaste solos, te fuiste a vivir a Londres los últimos cuatro meses de la campaña presidencial. No Ivonne, tú no quieres al PRI ni quieres a los priistas”, señaló.
El Gobernador de Campeche con licencia reconoció que la derrota electorales del año pasado fue reflejo de la corrupción, de la falta de resultados y del alejamiento de la dirigencia con la militancia.
Moreno se comprometió a acabar con la corrupción al interior del partido, a abrir las candidaturas a los militantes y a convertir al PRI en una oposición firme ante un Gobierno federal sin brújula, de ocurrencias e ineficaz.
Ortega le reviró que fue el equipo de campaña de José Antonio Meade el que le pidió que no estuviera presente en ningún lugar público. Y precisó que su ausencia fue de tres semanas, no de cuatro meses.
La ex Gobernadora de Yucatán acusó a Moreno de pretender hacer una “elección de Estado”, ya que por instrucción del Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, el comité estatal del tricolor está operando a su favor.
Ortega también hizo alusión a la casa de Moreno, cuyo costo es mayor a sus ingresos reportados.
“Quiero hacer una propuesta a todos los medios nacionales: aceptemos una entrevista en nuestras casas, y que los medios pongan la hora y el día”, planteó.
Para la ex mandataria, el principal problema del PRI son los acuerdos cupulares, porque a partir de ellos, acusó, se privilegiaron amiguismos y compadrazgos por encima del talento del partido.
De llegar a la dirigencia nacional, ofreció, convocará a una asamblea nacional para definir la ideología del partido, las causas que debe abanderar y qué hacer con los que se fueron y quieren regresar, así como los que, desde adentro, hacen daño al tricolor.
Lorena Piñón acusó a Ortega de utilizar al PRI para su beneficio personal. Recordó que impuso a José Encarnación Alfaro, su actual compañero de fórmula, y a su hermana como candidatos plurinominales.
“Un ejemplo de cúpula la tenemos en Ivonne Ortega. En 2015, te recuerdo, porque los militantes de a pie sí tenemos memoria, impusiste a Alfaro como plurinominal, de igual manera cuando eras gobernadora, tu hermana también fue plurinominal”, señaló.
Piñón ofreció limpiar al PRI de la corrupción, expulsar a dinosaurios y a los traidores, así como acabar con el dedazo y los compadrazgos.
El segundo está convocado para el próximo 7 de agosto.

¡Participa con tu opinión!