Tres voluntarios altamente capacitados del programa de Restablecimiento de Contactos entre Familiares (RCF) de la Cruz Roja en Aguascalientes se trasladaron a la Ciudad de México para abrir la Oficina Nacional de RCF y recibir llamadas de búsqueda de personas extraviadas en Guerrero, así como movilizarse al puerto para realizar los enlaces correspondientes entre las víctimas y sus familias.
El delegado estatal de la Cruz Roja Mexicana, Jaime del Conde Ugarte, destacó el apoyo que esta delegación brinda a nivel nacional a través del programa RCF. Enfatizó que los voluntarios desplazados están capacitados y tienen la experiencia necesaria para llevar a cabo esta tarea. La solicitud de ayuda provino directamente del presidente nacional de la institución, Carlo Frener Figueroa, quien autorizó de inmediato el desplazamiento de los voluntarios especialistas.
Además, informó que en Aguascalientes se ha establecido una oficina local de RCF y, desde su apertura, han recibido 157 solicitudes de búsqueda, provenientes no sólo de habitantes de Aguascalientes, sino también de otras entidades del país. Detalló que, del total de solicitudes, 20 corresponden a personas de Aguascalientes, y sólo 5 de estos casos han sido resueltos hasta ahora.
Asimismo, puntualizó la excelente coordinación que se lleva a cabo entre los voluntarios de Aguascalientes y la Sede Nacional, que también involucra al personal del Comité Internacional de la Cruz Roja. «Juntos, han unido fuerzas para apoyar la búsqueda de personas extraviadas en el municipio de Acapulco. Este esfuerzo colaborativo ha sido fundamental para dirigir las operaciones de búsqueda bajo la tutela de los especialistas locales».