Ulises Azael Librado Luna 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Legisladores y candidatos de Movimiento Ciudadano señalaron un nulo avance en el proceso de la denuncia interpuesta en contra del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) por el delito de omisión y daño ambiental por el agua contaminada en Alcaldía Benito Juárez.

De acuerdo con Luis Manuel Hernández, candidato al Distrito 17, en Benito Juárez, el Gobierno capitalino no está tomando la responsabilidad necesaria para atender la problemática a profundidad y se han limitado a deslindarse.

La denuncia que se presentó hace una semana con el respaldo de más de 50 firmas de vecinos de las colonias afectadas estaba dirigida principalmente a Rafael Carmona, titular de Sacmex, así como para cualquier otro servidor público que pudiera estar involucrado.

Agregó que el contexto electoral ha impedido que la denuncia presentada tenga avances significativos, por lo que ahora se presentarán una serie de amparos por parte de vecinos que han tenido daños a su salud por el uso del agua contaminada.

«Hemos visto cómo se han estado rebotando señalamientos; sin embargo, no llegan a ninguna solución; por eso la decisión de Movimiento Ciudadano de usar las vías institucionales, como la demanda y, ahora, los amparos, para que los vecinos que se han acercado puedan tener una resolución favorable por las afectaciones a su salud», apuntó el candidato.

«Tenemos reportes de gente que ha tenido reacciones como dermatitis, dolor estomacal o dolor de cabeza, así como los que tienen enfermedades crónicodegenerativas y que han tenido problemas por el agua contaminada que les ha estado llegando».

El emecista señaló que la administración de la Alcaldía tampoco ha tomado medidas ante las instancias jurídicas y que se han limitado a ocupar espacios de protesta vecinal; además de que la falta de información sigue causando desconfianza en el uso del agua.

«Queremos justamente agotar todos los recursos para que se atiendan las cuestiones del derecho humano al agua, saneamiento, y las cuestiones del derecho a la salud y a un medio ambiente sano», indicó.

«La narrativa de los sabotajes solamente desarticula las cuestiones reales de transparencia, porque no están respondiendo ante las denuncias y sólo se están pasando la bolita».