Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, cuestionó ayer la revocación del precedente Roe vs Wade, que durante casi 50 años estableció en Estados Unidos el derecho al aborto en los dos primeros trimestres del embarazo.
En la alusión publica más directa que hecho sobre la sentencia del caso Dobbs, dictada el pasado 24 de junio por la Corte Suprema estadounidense, Zaldívar afirmó que se trató de una decisión «ideológica» de la mayoría de cinco jueces.
Lo anterior, al defender lo que describió como el «Constitucionalismo transformador» de la Corte mexicana para proteger derechos de minorías, mujeres y otros grupos vulnerables.
«Escucho con frecuencia a jueces y académicos conservadores decir que cuando se apuesta por un Constitucionalismo transformador, se está apostando por una ideología. Díganme ustedes si los jueces y jueza de los Estados Unidos que revirtieron la decisión de hace 50 años de la Corte americana en materia de aborto no tienen una ideología», afirmo.
Zaldívar aludió, aparentemente, a la conferencia dictada el 21 de julio en Roma por el juez Samuel Alito, autor de la sentencia del caso Dobbs, como parte de un evento de la Iniciativa sobre Libertad Religiosa de la Escuela de Derecho de la Universidad de Notre Dame.
«Uno de estos jueces de la Corte americana dijo claramente en una conferencia que esto se trataba de incorporar una visión religiosa del derecho. Entonces no solamente es una postura ideológica, sino que es una postura religiosa», dijo Zaldívar.