Emmanuel Aveldaño
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En reunión con trabajadores de la CFE, en Pesquería, el Presidente Andrés Manuel López Obrador mantuvo ayer su ofensiva contra los generadores privados de electricidad y cuestionó que, según sus datos, el 90 por ciento del sector empresarial de Nuevo León se abastezca así.
Al promocionar el programa «Internet para Todos» de la CFE, López Obrador aseguró que está a favor de una economía mixta y acusó a la iniciativa privada de querer acaparar el mercado eléctrico.
«Aquí en esta región, por ejemplo, en el caso de las empresas, los productores privados todavía abastecen el 90 por ciento del sector empresarial», dijo AMLO en la Central Ciclo Combinado Huinalá.
«Querían que se aplicara o se siguiera aplicando el modelo de poner al mercado la industria eléctrica y les dijimos: ‘Espérense, no va a ser así'», añadió.
La política energética del Presidente ha desatado litigios en el País y en el extranjero y, actualmente, está siendo objeto de una revisión en el marco del T-MEC a petición de Estados Unidos y Canadá, que acusan discriminación contra sus inversionistas.
En Nuevo León, el Gobierno federal ha impulsado la suspensión de la planta de la empresa española Iberdrola, una de las principales abastecedoras de la industria, y la CFE ha sido acusada de amenazar a empresas para que se conecte a su red, pese a vender la luz más cara.
«No tienen llenadera», afirmó ayer AMLO. «México no es tierra de conquista. A robar más lejos, aquí ya no».
En su segunda visita al Estado en lo que va del mes, el Mandatario fue acompañado por el director de la CFE, Manuel Bartlett; el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, y el Gobernador Samuel García.