Las asociaciones civiles en Aguascalientes también han sido severamente afectadas por la crisis de la pandemia al tener que hacer un paro de actividades, lo que ha provocado un aumento de los problemas sociales. Así lo señaló el presidente del Consejo Coordinador de las Organizaciones de la Sociedad Civil (COSCAC), Mario Rivero Cáceres.

El activista social dijo que dichas organizaciones viven actualmente una condición de evidente precariedad en su operación ante las dificultades para dar el servicio a la sociedad que atienden. Detalló que las más afectadas han sido aquellas que están relacionadas al tema de la salud, los que atienden directamente a adultos mayores, así como a los jóvenes, principalmente las que tienen que ver con las adicciones.

Este viernes, se llevó a cabo el Primer Foro Virtual en el que las organizaciones locales evaluaron la situación que enfrentan. Rivero apuntó que COSCAC tiene un padrón de 48 organizaciones sociales, de las cuales un 10% ha suspendido actividades por el problema del COVID.

BUSCAN AUDIENCIA. Rivero Cáceres resaltó la problemática que está teniendo el sector productivo en Aguascalientes y el desempleo que ello ha ocasionado, lo que ha aumentado los problemas y las incidencias en la población en general. Finalizó comentando que las asociaciones buscan una reunión con el secretario de Desarrollo Social Estatal, Marco Aurelio Hernández Pérez para plantearle sus inquietudes.

“No puede sólo el Gobierno ni la gente por su lado sola, sino que hay que motivar la reactivación de las actividades de las organizaciones sociales…”, Mario Rivero, COSCAC.