Crisis hídrica amenaza en Jesús María

José Antonio Arámbula López, presidente municipal de Jesús María, reconoció la preocupación y la implementación de medidas para hacer frente a la sequía y la escasez de agua que afecta a varios pozos en el municipio.
Al analizar el impacto general, el alcalde destacó la importancia de estar preparados para enfrentar esta situación, mencionando labores de limpieza de caimanes, canales y desagües para mitigar los efectos adversos cuando la sequía se intensifique.
En cuanto al abasto de agua potable, reconoció la disminución en la producción de algunos pozos, señalando casos como el pozo de Petates, que el año pasado suministraba de 8 a 9 litros por segundo, pero ahora sólo proporciona 4. Esta reducción en la capacidad de producción de agua evidencia la urgencia de invertir en la renovación y recuperación de los pozos afectados para evitar crisis mayores en el futuro.
Ante esta preocupante realidad, enfatizó la necesidad de actuar con prontitud para evitar una crisis hídrica en el municipio. «Si no invertimos hoy, en dos años nos quedamos sin agua en Petates», advirtió, subrayando la importancia de tomar medidas preventivas y realizar inversiones a corto plazo para garantizar el acceso continuo al vital líquido para todos los habitantes de Jesús María.