A falta de recursos para pagar el servicio de internet y telecomunicaciones, desde ayer la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente en Aguascalientes (Prodecon) cerró sus puertas hasta nuevo aviso y envió a sus trabajadores a trabajar en sus casas para que atiendan vía telefónica y correo electrónico.

Los once colaboradores de la Prodecon, incluida su delegada Pamela Cueva Mendoza, se han trasladado a sus hogares para continuar operando como institución defensora de los contribuyentes ante el Servicio de Administración Tributaria y otras dependencias de carácter administrativo fiscal como el IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Finanzas del Estado.

Ya no se atenderán solicitudes de RFC de manera presencial como se hizo hasta el pasado viernes 3 de julio, sin embargo para este trámite exclusivamente se puede marcar al número telefónico 449-918-25-09, extensión 5802, y para ello deben tener a la mano la CURP y una cuenta de correo electrónico.

Pamela Cueva Mendoza señaló que en caso de tener algun trámite en proceso en la Prodecon o se quiera ser asistido en uno nuevo por alguna problemática, enviar la solicitud de servicio a las siguientes cuentas de correo: delegación.ags@prodecon.gob.mx y oficialía.ags@prodecon.gob.mx. Y hay que compartir un teléfono de contacto.

La delegada de la Prodecon precisó que la renta del edificio seguirá pagándose y se espera que para el ejercicio 2021 se regrese a la oficina de manera presencial, aunque habrá que esperar por la aprobación del presupuesto federal para el próximo año.

Finalmente, indicó que la forma de trabajo por vía remota ya se venía aplicando desde la contingencia sanitaria por el COVID-19, aunque ahora con la diferencia que este mecanismo se mantendrá en la Prodecon hasta el próximo 31 de diciembre de 2020.