Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La etapa más crítica de la pandemia de Covid-19 hizo que los encargados del crematorio Columbario, ubicado en Palo Alto, Cuajimalpa, hicieran incineraciones las 24 horas del día.
La decisión de mantener prendidos durante todo el día los dos hornos la aplicaron desde diciembre y, apenas a principios de marzo, comenzaron a registrar un descenso en la demanda.
En el pico más reciente de contagios de Covid-19, los trabajadores realizaban aproximadamente entre 16 y 20 cremaciones al día.
En la actualidad, hacen entre 12 y 16 incineraciones cada día, indicó la Alcaldía Cuajimalpa.
“Estas últimas semanas ha bajado un poco, habíamos estado muy saturados, funcionando las 24 horas, ahora hemos tenido un poco de descanso, lo que nos ha permitido darle un poco de mantenimiento al crematorio, porque ya estaban muy desgastados los quemadores”, dijo en entrevista el Alcalde Adrián Rubalcava.
El 24 de enero, vecinos cerraron los accesos del crematorio para externar su preocupación de que el humo negro que emanaba de los hornos se concentraba las 24 horas del día.
“Lo que hicimos es meterle una especie de filtros para evitar que el humo tan negro salga por las chimeneas, y eso ha generado un poco de tranquilidad”, señaló Rubalcava.