Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque Jada Pinkett-Smith no está enojada con Will Smith por haberla defendido en la gala del Óscar, desearía que su esposo no hubiese reaccionado con violencia.
Según una entrevista difundida por Us Weekly, Jada cree que Will sobrerreaccionó ante la broma sobre su alopecia que hizo el comediante Chris Rock en su intervención en la ceremonia del domingo 27 de marzo, y que provocó que Will abofeteara en vivo a su colega.
«Fue al calor del momento y fue una reacción exagerada. Él lo sabe, ella lo sabe. Están de acuerdo en eso», dijo una fuente a Us Weekly.
Según el informante, la actriz se considera una mujer que sabe defenderse por sí misma.
«Ella no es la clase de mujer que necesita protección. Él no necesitaba hacer lo que hizo, ella no necesita protección. Ella no es un florero, es una mujer fuerte, líder de opinión y capaz de pelar sus propias batallas. Pero ella le dará a Will su apoyo».
En otra información no confirmada, el rotativo sensacionalista The Sun aseguró que Will Smith ya se internó en un centro para manejar sus problemas de ira y trabajar con todo lo que le ha afectado el incidente del Óscar.
De acuerdo con una fuente del medio británico, el actor tomará rehabilitación en un lujoso centro en Estados Unidos.

¡Participa con tu opinión!