Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante las fiestas decembrinas y ahora por el confinamiento en los hogares por la crisis sanitaria por el Covid-19, el consumo eléctrico en los hogares puede crecer hasta 30 por ciento, lo que se verá reflejado en las facturas eléctricas de los usuarios.
De acuerdo con un análisis de The Climate Reality Project, el uso de luces para la decoración y el mayor tiempo en casa incrementa el consumo eléctrico en los hogares, según datos proporcionados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que es importante tomar medidas que permitan ahorrar energía en los meses de enero y diciembre.
En dichas fechas también se incrementa la generación de residuos y se estima que en tan solo en la Ciudad de México crecen hasta un 30 por ciento, unas 16 mil toneladas de basura diarias, y se alcanzan altos niveles de contaminación, con más de 155 puntos de partículas contaminantes ocasionadas por la quema de fuegos artificiales.
“Las festividades decembrinas son de las más esperadas del año; las decoraciones, luces, comida, obsequios, la convivencia con los familiares hacen que esta época sea muy especial.
“Sin embargo, el fin de año también suele generar un impacto negativo en el planeta. Podemos disfrutar de las festividades sin dañar al medio ambiente, es momento de ser más conscientes de nuestros hábitos”, refiere el análisis.
The Climate Reality Project, una organización internacional que trabaja por una revolución climática sostenible, contempla diversas recomendaciones para mitigar el consumo eléctrico, como el uso de series de focos LED, desconectar aparatos mientras no se utilicen y no dejar las luces decorativas encendidas durante la noche.
La CFE también emitió sus recomendaciones para esta temporada, debido a que los riesgos más frecuentes son los cortos circuitos por sobrecarga de energía eléctrica en extensiones navideñas, lo que puede derivar en incendios o descargas eléctricas.
También pide verificar que las extensiones no tengan cables sin recubrimientos, no conectar más de tres juegos de luces juntos y evitar pasar extensiones por debajo de alfombras, tapetes o cerca de materiales inflamables.
Para evitar la contaminación de la temporada, se recomienda optar por árboles naturales y no artificiales, ya que éstos son fabricados con derivados de petróleo, PVC y polímeros tóxicos, además de tardar hasta 500 años en degradarse. También pide evitar la quema de fuegos artificiales.
Natalia Lever, directora de Climate Reality Project para México y Latinoamérica, comentó que es importante que en los hogares se adopten hábitos de ahorro durante todo el año.
Dijo que esto debe hacerse no solo durante fin de año, como desconectar los aparatos mientras no se utilicen y realizar actividades de entretenimiento que no requieran de electricidad.
Además, considera que la crisis sanitaria es una oportunidad para que la sociedad exija al Gobierno contar con energías limpias y eficientes.