Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La relocalización de empresas en México favorecerá una mayor absorción de espacios industriales, que este año crecerán 40 por ciento, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Fibras Inmobiliarias (Amefibra).
En 2023, la absorción promedio en el segmento industrial fue de casi 5 millones de metros cuadrados y se estima que al cierre de este año se alcancen 7 millones de metros cuadrados, afirmó Josefina Moisés, directora general del organismo.
«Esta absorción no solo será de las Fibras sino del sector industrial en general. Esto traerá desarrollo a otros sectores», comentó en entrevista.
Recordó que, en 2019, se tenía una absorción promedio en naves industriales de 1.5 millones metros cuadrados.
Además de la atracción de empresas por el nearshoring, la elevada demanda industrial obedece al crecimiento económico del País y al manejo profesional que se le ha dado a los bienes raíces, afirmó la directiva.
No obstante, México debe atender primero la falta de infraestructura carretera, hidráulica y de energía, pues limita la llegada de empresas por el nearshoing.
«También es importante la certeza jurídica como país, que se utilicen los tratados (comerciales) que involucran a más de 51 países, y la seguridad social de los empleados, del entorno en general que los envíos lleguen a tiempo», destacó Moisés en entrevista.
Otro reto a vencer es la movilidad, pues se requiere un sistema de transporte eficiente con desarrollo de logística, de puertos, aeropuertos y aduanas.
«Hay mucho camino, todavía. Hay muchos retos que superar, pero hay muchas ventajas que tiene México como su posición geográfica, su mano de obra, sus recursos naturales.
«Aquí hay una gran oportunidad», señaló la experta.
Además del segmento industrial, consideró que las Fibras (fideicomisos de bienes raíces) podrían incursionar en otros segmentos como hotelería y educación.
Actualmente, la Asociación Mexicana de Fibras Inmobiliarias cuenta con 15 Fibras que en su conjunto cuentan con más de 35 millones de metros cuadrados de área bruta rentable, las cuales se desarrollan en siete sectores, entre los que están industria, hotelería, comercial, educativo y oficinas.
Moisés mencionó que el objetivo de las Fibras durante el próximo Gobierno de Claudia Sheinbaum es seguir creciendo, pues las bienes raíces son inversiones a largo plazo, en donde todos los actores deben poner de su parte para que todo se dé en las mejores condiciones.