Se tiene el compromiso de integrar un nuevo grupo a la Guardia Sanitaria y atender la supervisión de establecimientos comerciales como industriales, el trabajo será cada vez más minucioso para obligar al cumplimiento de las medidas sanitarias y que se cumplan los protocolos que permitan inhibir los contagios de coronavirus en la entidad.
El director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez, informó que mientras se lleva a cabo la revisión de los protocolos en el sector industrial que estos días han recomenzado su trabajo, también se ha dado continuidad a la revisión de los comercios y distintos negocios para que cumplan con las medidas sanitarias, y aquellos que no cumplan se les apercibe o clausura, como ha ocurrido con 26 establecimientos.
Han sido de diversos giros los negocios que han sido suspendidos en sus actividades de manera temporal, tanto comercios como restaurantes que no cumplieron con la orden de ofrecer su producto sólo para llevar.
Comentó que si bien las tiendas de básicos son consideradas dentro de los giros esenciales, esto no quiere decir que no deban cumplir con los lineamientos de salubridad, por ello es que entre los que han sido merecedores de la clausura se cuentan 2 tiendas de conveniencia, 2 mini súper, 3 de venta de lácteos, semillas y cereales, otros de frutas y verduras, cremería, 2 tortillerías, 1 tienda departamental en Villas de Nuestra Señora de la Asunción y un negocio de maquinitas de juegos.
En el Centro Comercial Agropecuario fue clausurado temporalmente un negocio dedicado a la venta de carne asada y guisados, 1 cremería, 1 carnicería en el Mercado Terán, 3 restaurantes, 1 taquería, 1 negocio de desayunos, otro de tortas y gorditas, una importadora y un anexo para alcohólicos en la colonia San Pablo. En el municipio de Calvillo fue una tienda de electrodomésticos que ameritó la sanción y una tienda departamental
Por lo pronto, 13 de éstos ya solventaron las observaciones sanitarias y han reabierto sus puertas, pero los otros siguen en trámite de liberación, con el compromiso de cumplir las medidas sanitarias que se obligan, en tanto que la revisión de todos los establecimientos en el estado se está haciendo, aunque de manera paulatina.