Magdalena Valtierra
El Heraldo

Hasta 30 intervenciones diarias realiza la Secretaría de Seguridad Pública Municipal por delitos de violencia intrafamiliar, informó Antonio Martínez Romo. En la mayoría de las ocasiones, es la esposa la que pide el apoyo de las autoridades al verse violentada por su pareja. El encargado de la seguridad capitalina detalló que las intervenciones pueden resultar en únicamente dar atención al reporte para calmar al agresor o en la intervención directa por parte de los elementos policiales cuando existen agresiones físicas de gravedad.
El comisario señaló que en muchas de las ocasiones, las mujeres agredidas no quieren que los elementos detengan a su violentador. “En la propia ley se establece que si llegara a detener a una persona, lo que respecta a la violencia no debe llegar a un convenio. Es algo que se debe de atender de manera inmediata y presentarse al Ministerio Público y no estar sujeto a un perdón”, explicó.
Martínez reconoció que, lamentablemente, esta problemática continúa al alza; “hemos tenido algunos picos elevados en lo que refiere a la violencia familiar”. Además, dijo que para prevenir estos delitos, tanto la corporación, como otras dependencias municipales han estado trabajando para bajar las incidencias.
Sobre la intervención que tiene la Policía Rosa en estos llamados, Martínez Romo aclaró que esta corporación está capacitada para llegar y brindar un primer contacto hacia la víctima; sin embargo, cualquier elemento tiene la facultad de participar de las detenciones.

Antonio Martínez Romo comentó que en muchas de las ocasiones los agresores se encuentran bajo el influjo de las bebidas embriagantes o de algún narcótico y apuntó que el oriente y sur de la ciudad son las zonas con mayor incidencia.