Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los hallazgos arqueológicos en las obras del Aeropuerto Felipe Internacional Felipe Ángeles, en la Base Aérea de Santa Lucía, van en aumento.
Además de que especialistas localizaron 440 piezas óseas de mamut, también han desenterrado restos de 140 camellos americanos y 38 caballos.
Otro descubrimiento es el de 50 entierros humanos y una aldea que fue levantada después de la caída de la Ciudad de Teotihuacán, la cual se asocia con un grupo conocido como Coyotlatelco.
Sobre los primeros, Rubén Manzanilla, responsable de la investigación del INAH en las obras de la próxima terminal aérea, detalló que, tras aplicar un primer estudio, identificaron que dichas personas tenían condiciones de vida adversas, como mala nutrición o enfermedades que les dejaron huellas en los huesos.
“No se sabe si esos grupos se fusionaron con los toltecas o qué pasó, es importante el asentamiento de Santa Lucía, porque se ubica en este hueco entre lo que fue la Ciudad de Teotihuacán y la Ciudad de Tula y todos estos lugares se van encontrando de esa época, van explicando qué pasó”, declaró Manzanilla a REFORMA.
Agregó que el descubrimiento de los restos de mamuts es el más importante que se ha hecho en el País. Los huesos estaban ahí, porque los mamuts se empantanan en la orilla del antiguo lago de Xaltocan.
REFORMA publicó que los encargados de los trabajos de salvamento arqueológico del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles llevan esperando seis meses los resultados del fechamiento de 440 restos de mamuts que han localizado hasta el momento.