Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- En tan sólo una semana, la hospitalización a causa de Covid-19 aumentó 58 por ciento en clínicas públicas, de acuerdo con las cifras de Radar Jalisco.
Entre el 10 y el 17 de julio, el número de personas internadas pasó de 262 a 415.
Sin embargo, pese al alza de contagios y hospitalizaciones, las defunciones se han mantenido sin incrementos.
En la última semana se registraron 58 muertes, las mismas que se reportaron del 3 al 10 de julio.
Este fenómeno, de acuerdo con Héctor Raúl Pérez Gómez, infectólogo y académico de la UdeG, puede ser explicado por factores como el antecedente de aplicación de vacuna en personas infectadas.
También porque los jóvenes -quienes han presentado más contagios- padecen menos comorbilidades o tienen menores factores de riesgo que agraven la enfermedad, en comparación con otros grupos de edad más avanzada.
Carlos Alonso Reynoso, epidemiólogo de la UdeG, opinó que para evitar un escenario infortunado, las autoridades deberían centrarse en medidas como garantizar la calidad del aire, exigir ventilación adecuada en negocios y acelerar el proceso de vacunación.
“Yo esperaría por parte de las autoridades tanto estatales como federales acciones más contundentes respecto al plan de contención. Se debería a apelar a un tipo de control apegado a los nuevos conocimientos científicos”, aseveró.
En ese mismo tenor, Pérez Gómez comentó que las siguientes semanas serán de vital importancia para determinar las decisiones que tomarán autoridades en diversos ámbitos, como el regreso a clases.
“Si en este momento fuera el inicio escolar, creo que las condiciones no serían las más adecuadas, pero lo que ocurra en las próximas dos o tres semanas es lo que va a dar la pauta definitiva sobre la modalidad”, dijo.