Hay un aumento de la violencia contra las mujeres con motivo de la Feria Nacional de San Marcos, reconoció la directora de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar López Arellano, quien comentó que los servicios de atención y apoyo se mantienen disponibles, aunado a la necesidad de continuar trabajando en la prevención y atención de la violencia de género en todas sus formas.
La activista subrayó que la violencia no cesa durante la feria, sino que adopta nuevas formas. Señaló que, mientras algunos hombres disfrutan del ambiente festivo, sus familias pueden quedar desprotegidas, enfrentando situaciones de violencia en el hogar. Esta dinámica, según la experta, contribuye a un aumento de los casos de violencia intrafamiliar durante la temporada de la verbena abrileña. “También hay una problemática ahí porque vienen los brotes de violencia, después el alcoholizado, tras haber ido a la feria, pues ya se pone más violento y rudo, entonces, normalmente son los casos que nos llegan ahorita”.
Detalló que actualmente atienden a 6 familias en el refugio, sin embargo, dijo que están preparados para atender la demanda en caso de ser necesario, justo durante esta temporada de la Feria de San Marcos, dado que tienen la capacidad para albergar hasta 11 familias, “entonces ahorita hay espacio en caso de que alguien necesitará refugio, hay suficiente espacio como para dar atención”.
Asimismo, abordó el impacto de la feria en los servicios de atención y apoyo ofrecidos por la Fundación Mujer Contemporánea. D’Escobar López Arellano explicó que, debido a dicho evento, se registra una disminución en la asistencia a terapias y otros servicios, ya que muchas personas prefieren dedicar su tiempo a disfrutar de la verbena. Sin embargo, enfatizó que los servicios de la Fundación continúan disponibles durante la feria, incluidos los refugios y el centro externo, que permanecen abiertos para brindar atención y apoyo a las mujeres que lo necesiten.

JUSTICIA DE VACACIONES. Roxana D’Escobar enfatizó que, debido a la suspensión de actividades en instituciones públicas y privadas durante las vacaciones de la feria, el acceso a la justicia y los servicios de atención también se ve afectado, lo que dificulta el seguimiento de denuncias y la prestación de servicios de apoyo a las mujeres víctimas de violencia.